martes, 6 de septiembre de 2016

El herpes simple


El herpes simple es una infección común que puede afectar a los labios, la boca o las encías debido a un virus del herpes simple. Provoca pequeñas ampollas muy dolorosas. La mayoría de las personas se infectan con este tipo de virus durante la infancia o la adolescencia. Tras la primera infección, el virus se "adormece" en los tejidos nerviosos de la cara, pero en ocasiones el virus se reactiva y produce las típicas lesiones con ampollas muy dolorosas que se denominan comúnmente calenturas.

Estos virus se propagan fácilmente de las personas que tienen una lesión de herpes. Se puede contraer tras contacto íntimo con una persona infectada o por tocar una lesión de herpes o algo que haya estado en contacto con el virus como máquinas de afeitar, toallas, platos y otros utensilios que se compartan.

.Los síntomas suelen ser leves pero muy molestos; en la mayoría de los casos aparecen de 1 a 3 semanas después de entrar en contacto con el virus. Pueden durar hasta 3 semanas y se manifiestan por comezón en los labios o en la piel alrededor de la boca, ardor cerca de los labios o la zona de la boca, hormigueo cerca de los labios o la zona de la boca, dolor de garganta, fiebre, inflamación de ganglios linfáticos y dolor al tragar.

Un herpes simple puede desencadenarse por la menstruación o cambios hormonales, exposición al sol, fiebre o, simplemente, por estrés.

Los síntomas pueden desaparecer por sí solos sin tratamiento en 1 o 2 semanas. Se pueden recetar medicamentos para combatir el virus, llamados antivirales que pueden ayudar a reducir el dolor y hacer desaparecer los síntomas más rápidamente. También se utilizan cremas cutáneas antivirales que, sin embargo, son caras y con frecuencia poco efectivas.

Podemos aplicar hielo en las llagas para ayudar a aliviar el dolor, también lavar las ampollas suavemente con agua y jabón antiséptico. Evite las bebidas calientes, los alimentos picantes y salados, y los cítricos.
Haga gárgaras con agua fría o tome helados. Enjuáguese con agua salada. Tome un analgésico si sintomatología general.

El herpes oral por lo regular desaparece por sí solo en 1 o 2 semanas y sólo es grave si afecta a las zonas alrededor de los ojos o si se tiene una enfermedad sistémica que afecte a las defensas.

Por último, decir que para prevenir este mal debe utilizar protector solar o bálsamo labial que contenga óxido de zinc en los labios antes de salir de casa. Evitar el contacto directo con llagas ocasionadas por el herpes. Lavar objetos como toallas y ropa de cama en agua hirviendo después de cada uso. No compartir utensilios, pajillas, vasos ni otros elementos si alguien tiene herpes oral.