miércoles, 9 de marzo de 2016

Lentes de contacto para frenar la miopía


Un investigador de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) ha desarrollado una lente de contacto que frena, hasta un 43%, la progresión de la miopía. La lente ha sido validada en estudios clínicos realizados en un centenar de pacientes en el Centro Marsden —centro de terapia visual ubicado en el Centro Médico Teknon de Barcelona—, en la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT) de la UPC y la Universidade do Minho, Portugal) El autor del hallazgo, Jaume Pauné, asegura que "no existe ninguna otra lente de contacto progresiva comercializada en el mundo con esta efectividad". 

La innovadora lente de contacto controla el desenfoque periférico para ralentizar la progresión de la miopía en niños y jóvenes. El diseño se basa en una modificación continua de la potencia refractiva. Tal como explica Pauné, el diseño "está basado en estudios que han demostrado que, a pesar de que una persona vea bien de lejos, es decir, en sentido recto y enfrente, en los laterales continúa viendo imágenes, pero borrosas. Este efecto hace que la miopía siga progresando". "Por ello, la lente de contacto que ha desarrollado es radicalmente diferente a las convencionales. Éstas intentan corregir la miopía modificando el centro de la retina; la que he creado modifica la imagen en el centro y también en los laterales, es decir, en toda la extensión de la retina". "De hecho", concluye, "experimentos realizados en animales confirman que la imagen que se forma en la periferia de la retina es fundamental para el control de la miopía".

La eficacia de la lente hidrofílica ya ha sido probada con un centenar de pacientes que las han utilizado a lo largo de 2 años. El análisis mostró un efecto de freno de hasta un 43% en la progresión de la miopía. 

Fuente: Jano