sábado, 16 de mayo de 2015

Deporte y calor

Parece que se ha adelantado el verano este año, alcanzándose temperaturas inusuales para esta temporada y empezamos a escuchar en los medios de comunicación muertes debidas al calor.
El buen tiempo se presta a realizar actividades al aire libre, los que realizan deporte siguen haciéndolo a las mismas horas y no caen en la cuenta que actividades que en otros períodos no causan problema alguno, cuando nos acompaña estas olas de calor pueden llegar a ocasionar importantes problemas para la salud, descompensando patologías ya existentes o apareciendo nuevas, sobre todo en personas mayores, niños y los afectados por enfermedades cardíacas o respiratorias. 
No debemos olvidar que las elevadas temperaturas reducen el rendimiento del deportista, ya que para realizar un mismo esfuerzo el organismo necesita consumir mayor cantidad de oxígeno.Además, la sudoración aumenta un tercio respecto al resto del año, lo que obliga a hidratarse de forma adecuada.
Por tanto, debemos recomendar no hacer deporte en las horas centrales del día, aprovechar las horas de más fresco. En segundo lugar, debemos estar bien hidratados, antes, durante y después de la realización del ejercicio. Además debemos utilizar ropa adecuada, es decir que permita una transpiración adecuada, no ajustada, con materiales de buena calidad. Por último, no nos olvidemos de la protección solar con cremas protectoras evitando lesiones en la piel.