domingo, 5 de abril de 2015

La cara, espejo de la edad biológica

Según un estudio reciente que he leído en la revista Muy Interesante, parece que nuestro rostro es el mejor indicador del estado de salud de nuestro organismo, más que lo que pueda significar la edad cronológica.

Estos investigadores crearon un mapa del rostro humano en tres dimensiones que es capaz de predecir la edad fisiológica (los años ha envejecido realmente nuestro organismo), midiendo la curvatura de los ojos, el ancho de la boca, de la nariz o la distancia entre ambas, que va modificándose con la edad. Estos datos darán la edad real de nuestro organismo, que puede ser, según los autores, de hasta  seis años más o menos respecto a la edad real del individuo.

Este indicador no sirve más que para avisarnos de que debemos prevenir ciertas enfermedades relacionadas con nuestros hábitos de vida y que van deteriorándose conforme nos hacemos  mayores y... ¡AQUÍ NO VALE MAQUILLAJE ALGUNO!

Este descubrimiento no es sino la interpretación desde el método científico de ese dicho popular que conocemos todos y todas, que seguro es muy antiguo, y que decía "La cara es el espejo del alma", interpretándose como tal al ser humano como un todo.