jueves, 21 de agosto de 2014

Deporte sí, pero sin pasarse

El autor del blog con amigos haciendo deporte
Según algunos autores el ejercicio excesivo como perjudicial para la salud se ha demostrado mediante un estudio publicado en una prestigiosa revista científica que concluye entre sus hallazgos un incremento de las muertes de origen cardiovascular en sobrevivientes de ataques cardíacos que hacían ejercicio en exceso. 

Los expertos ya hablan de una nueva entidad, la 'lesión por sobrecarga cardíaca' originada por la creencia de que entre más ejercicio hagas es mejor. Además de los problemas psicológicos que lleva aparejado, incluso desencadenando una obsesión por el deporte. La adicción al ejercicio físico es una alteración mental que afecta sobre todo a varones de entre 18 a 35 años, de clase media-baja y con poca autoestima; se trata de un trastorno conocido como vigorexia. Esta obsesión provoca que los afectados tengan una visión distorsionada de su físico y, para conseguir un físico perfecto, se utilizan recursos que, a corto plazo son eficaces, pero a que a medio y largo plazo pueden acarrear graves problemas de salud”, asegura.

De todas formas estos comentarios no deben servir como justificación para los sedentarios a continuar con su malhábito de no hacer nada de deporte. Los expertos siguen recomendando una actividad mínima de 30 a 40 minutos diarios de ejercicio moderado, pudiendo tomarse uno o dos días libres a la semana sin realizar ejercicio vigoroso.