martes, 6 de mayo de 2014

Obesidad infantil de plena actualidad


En España aún existe todavía la creencia de que los niños que comen poco están enfermos y ésta es una causa muy común de consulta con el pediatra. Sin embargo, los padres no consultan cuando lo hacen en exceso. Existe también la idea de que si un niño es gordito cuando llegue a la adolescencia adelgazará lo cual no es exacto, ya que tendrá muchas más posibilidades de ser obeso cuando sea adulto. 


España, con una tasa que supera un tercio de la población, se encuentra a la cabeza de la obesidad infantil del territorio europeo. Por ello, los expertos recomiendan adoptar medidas como la retirada de los dispositivos electrónicos que fomentan el sedentarismo entre los más pequeños o en la vigilancia estrecha de los menús hipercalóricos en los centros educativos. 


Además hay que tener cuidado con el mal hábito que existe de llamar "gordas" a las niñas cuando son pequeñas ya que está demostrado que ésto aumenta el riesgo de que en la adolescencia padezcan obesidad. Este efecto es más acentuado en el caso de aquellas que en sus casas les decían que estaban gordas, en comparación con aquellas que recibían este calificativo por parte de sus compañeros o profesores.

Desde aquí recomendamos recuperar los hábitos de la dieta mediterránea, dando prioridad al consumo de aceite de oliva, pescados, frutas y legumbres, ya que con esto se consigue el mismo efecto sobre la mortalidad cardiovascular que si tomara un fármaco de adulto.