martes, 25 de marzo de 2014

Efectos beneficiosos de la cerveza

Tomar una o dos cervezas al día puede ayudar a prevenir enfermedades como el Alzheimer o la osteoporosis, según dicen los expertos en salud. No es nuevo el conocimiento sobre las bondades del consumo moderado de cerveza, entre las que figuran sus aspectos saludables.
Los expertos dicen que tomar una o dos cervezas al día tiene notables beneficios para la salud pública ya que los antioxidantes del lúpulo pueden relacionarse con la prevención del Alzheimer o la osteoporosis, aparte de otros efectos beneficiosos que tiene el propio alcohol de la cerveza, ya que contribuye a mejorar el perfil de los lípidos.
A ello se suman otros aspectos nutricionales, relacionados con la vitamida D y el aporte de minerales como el silicio, que contribuyen a la prevención de las enfermedades cardiovasculares.
Esta bebida tiene un aporte calórico variable -42 kilocalorías por cada 100 mililitros en el caso de las cervezas con alcohol y 17 kilocalorías en las que no tienen-, por lo que, como ocurre con muchos productos, en exceso puede contribuir al desarrollo de la obesidad.
Por eso, los médicos recomiendan consumir cerveza sin alcohol y restar alguna comida, como la merienda, a la dieta diaria cuando se vaya a sobrepasar las dosis medias, con el fin de mantener el aporte calórico global de esa jornada.
Además, destacan que los frutos secos o los embutidos con los que se suele acompañar en España a la cerveza, muy ligada también al tapeo, a diferencia de los países anglosajones, donde se suele beber sola y en mayores cantidades, suelen tener más calorías que la propia bebida.
En lo que sí están de acuerdo todos es que el consumo excesivo de cerveza es perjudicial para la salud, perdiendo todos estos efectos beneficiosos que he mencionado anteriormente.