martes, 25 de febrero de 2014

Los peligros de calentar y conservar alimentos y bebidas en fiambreras y botellas de plástico

No hay plásticos peligrosos, sólo hay plásticos utilizados incorrectamente de ahí la importancia de conocer el tipo de plástico con el que está elaborado cada envase, información que se muestra en la base de los recipientes con una numeración del 1 al 7 rodeada de tres flechas formando un triángulo. A pesar de que siempre es más recomendable conservar y, especialmente, calentar, los alimentos en envases de vidrio, en caso de utilizarlos de plástico los más seguros para calentar por ejemplo en microondas son los de tipo 2, 4 y 5.
Por contra, hay que evitar al máximo los envases que tengan impreso el 7, ya que este dígito hace referencia al grupo de otros plásticos, que pueden desprender bisfenol A, sustancia que se ha demostrado que puede provocar, entre otros efectos, esterilidad, disminución de la producción de testosterona e incluso cáncer de próstata".

La contaminación de los alimentos por lo que se denomina migración de los compuestos del plástico depende, además de la composición del recipiente, del tiempo de contacto entre el alimento y el envase, del tipo de alimento y de la temperatura de almacenaje.

Sobre esta última, teniendo en cuenta que la temperatura es una factor crítico en la migración, es imprescindible saber si el plástico de nuestra fiambrera es adecuado o no para ser calentado y no calentar nunca con la tapa ya que la composición de ésta suele ser diferente a la del resto del recipiente.
Por último, decir que no es recomendable reutilizar las botellas de plástico marcadas con el dígito 1 , ya que después de diversos usos pueden desprender compuestos nocivos.

Fuente: La Provincia