miércoles, 3 de julio de 2013

El plátano de Canarias


Hoy les hablo de una fruta de mi tierra y, por supuesto, para los que me conocen dicen que el secreto para mantenerme ágil de mente y de cuerpo es mi afición por ellos, ya que en mi dieta habitual no faltan, al menos dos por día. En la composición nutricional del plátano destaca su contenido de hidratos de carbono, por lo que su valor calórico es elevado si se compara con la misma cantidad de otras frutas y es por ello que muchas personas no lo toman por miedo a engordar. Sin embargo, el tipo de plátano que más se consume es de pequeño tamaño, y apenas pesa 100 gramos, mientras que una fruta cualquiera suele pesar casi el doble. Por tanto, se puede decir que un plátano mediano aporta las mismas calorías que cualquier fruta de mayor tamaño. Esta es la razón por la cuál los plátanos se pueden consumir en cualquier dieta, incluso si se sigue una dieta de adelgazamiento.
Aparte de los hidratos de carbono, otros nutrientes del plátano son el potasio, el magnesio, el ácido fólico protectores todos ellos de las enfermedades cardiovasculares. Por último, su elevado aporte de fibra, del tipo fruto-oligosacáridos lo convierten en una fruta apropiada para quienes sufren de procesos diarreicos, ya que confieren al plátano la capacidad de estimular el crecimiento de las bacterias beneficiosas del colon, las bífido bacterias o lactobacilos. Les dejo con un vídeo muy bonito llamado Sonrisas de Plátano de Canarias, premiada en el Festival Internacional de Comunicación Infantil El Chupete.