miércoles, 12 de junio de 2013

Recomendaciones sobre el uso de los protectores solares

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha encontrado cuatro marcas de cremas solares que tienen un factor de protección real inferior al anunciado y ha detectado, además, grandes diferencias de precios en estos productos.
Este es el resultado de un estudio de esta organización sobre las principales marcas con factor de protección solar (SPF) 30, en las que ha analizado también la resistencia al agua, la fotoestabilidad, sus propiedades cosméticas y su etiquetado y ha comparado los precios.
La conclusión más importante, según la OCU, es que hay que ser generoso en la aplicación de las cremas. Lo ideal es ponerse 35 ml (5 cucharaditas) cada dos horas, lo que significa que para una protección eficaz se necesitará un bote de 200 ml a la semana.
La prueba del SPF se realizó "in vivo", sobre la piel de un grupo de voluntarios, según el informe, que se publica en su revista OCU Salud del mes de junio.
Las cremas galardonadas son Babaria Leche Solar Aloe Vera, por ser la mejor en protección solar UVB y UVA, dentro y fuera del agua; Nivea Sun (protege y broncea leche solar), por su buena relación calidad precio y sus excelentes propiedades cosméticas; y Cien (leche solar classic), de Lidl, la más barata de las analizadas (4,99 euros).
Según el análisis, las cremas que tienen un factor de protección menor del anunciado son dos de Garnier (Delial Golden Protect y Delial leche protectora hidratante), una de La Roche Posay (Anthelios smooth lotion) y otra de Biotherm (Lait solaire).
De hecho, estas dos últimas son de protección media, un hecho "doblemente grave", según la organización, porque reduce la seguridad del usuario, que está más expuesto al sol de lo que cree y porque el precio de una crema de menor protección suele ser más barato.
En cuanto a la resistencia, todas las marcas mantienen al menos la mitad de la crema aplicada cuarenta minutos después de estar en el agua.
También todas ellas garantizan la estabilidad de los filtros solares a los rayos ultravioletas y destacan por su buena textura y la facilidad a la hora de extenderlas por la piel.
La OCU advierte que no hace falta gastarse un dineral para comprar una buena crema protectora. Así, las tres mejores se venden en supermercados e hipermercados por menos de 60 euros el litro.
Las que se venden en farmacias y perfumerías son hasta tres veces más caras: 180 euros el litro las que más cuesta.
El estudio denuncia que muchas de las alegaciones que se utilizan en el etiquetado son gratuitas y no aportan nada al consumidor.
Por ejemplo: "hipoalergénica" no garantiza que no pueda producir alergias, ya que al mismo tiempo lleva fragancias, "dermatológicamente testada" (no hay norma estándar que lo regule), o "libre de parabenes" (no significa que no contenga otros disruptores endocrinos).
Además, según el estudio, cuánto más cara es la marca, más probable es que describa "pomposamente" sus propiedades en francés o inglés. De hecho, la de Lancome (Génifique Soleil) no transcribe las recomendaciones básicas de uso en español, lo que resulta contrario a la recomendación europea.
 
Fuente: EFE (Publicado en Canarias 7)