jueves, 9 de mayo de 2013

La terapia de Reeducación Auditiva Basada en el método Berard

La estimulación auditiva basada en el método Bèrard es una terapia destinada a mejorar el trastorno del procesamiento que es una alteración del cerebro que afecta la manera en que se experimentan las sensaciones (vista, sonidos, tacto, olfato, gusto y movimiento) y su organización dentro de un comportamiento auditivo, en niños con tdah, autismo, retraso escolar, parálisis cerebral etc…. y en la recuperación parcial de las hipoacusias.
Antes de proceder a la estimulación auditiva debemos realizar una batería de pruebas que nos aportaran información para la correcta aplicación de la terapia.
Nuestro centro ha incluido en estos exámenes pruebas objetivas como la Impedanciometría y las otoemisiones acústicas, que nos ayudan a que esta estimulación sea lo más efectiva posible.
La Impedanciometría es una prueba objetiva que sirve para medir la integridad y función del oído medio por lo que respecta a su presión, función de la trompa de Eustaquio, integridad y movilidad de la membrana timpánica y continuidad de la cadena de huesecillos.
Las otoemisiones acústicas son pruebas objetivas que consisten en sonidos de baja intensidad producidos por el oído interno que se pueden medir rápidamente mediante un micrófono sensible que se ubica en el conducto auditivo.
Son el resultado de la actividad de procesos mecánicos en la cóclea, que se dirigen hacia el exterior a través del oído medio, pudiendo ser detectadas en el conducto auditivo externo (CAE).
Su origen son las células ciliadas externas del órgano de Corti, y su activación por el sonido incrementa la sensibilidad y selectividad de la captación de frecuencias.
Es importante diferenciar entre las otoemisiones ESPONTÁNEAS que se utilizan en el screening auditivo (pasa, no pasa) y que no dan especificidad frecuencial y las otoemisiones PROVOCADAS y DP (productos de distorsión).
Otoemisiones espontáneas (OAES): Se captan en el CAE en ausencia de estímulo. Sólo ocurren en el 50% de los oídos con audición normal, y en pocas frecuencias. Por ello su utilidad clínica es limitada.
Otoemisiones provocadas (OEAP): Se producen en casi todos los oídos normales.  Se subdividen en tres tipos, de acuerdo con la naturaleza del estímulo empleado:
OEA transitorias (OEAT) El estímulo es una señal breve (clic, estallido tonal, etc.). Están indicadas para la detección de lesiones cocleares y especialmente en el diagnóstico precoz de la hipoacusia.
OEASF Producidas por un estímulo frecuencial continuo. Su detección es más larga y complicada, por cuyo motivo no se han incorporado a la clínica.
Productos de distorsión (DP) El estímulo son dos tonos puros simultáneos, originando una respuesta no linear consistente en nuevas frecuencias no existentes en el estímulo emitido. Aun siendo más complejos, los DP técnicamente son de gran utilidad para determinadas aplicaciones clínicas.
Realizamos el estudio de las OEA con el analizador de emisiones cocleares CAPELLA, de la casa Madsen. Es un PC basado en Microsoft Windows unido a un software NOAH/PAX.
Las técnicas empleadas en CAPELLA tienen varias ventajas sobre otros test tradicionales utilizados en audiología:
1. Objetividad: No se precisa respuesta personal del paciente. 2. Tiempo reducido. 3. No invasiva; únicamente la aplicación de un terminal tipo oliva en el CAE. 4.Posibilidad de diferenciar hipoacusias sensoriales (cocleares) de las neurales (retrococleares). 5. Capacidad de valorar alteraciones del oído medio y tubáricas. 6. Ayuda en la valoración del trastorno del procesamiento auditivo.
Las OEA nos permiten realizar exploraciones de gran interés en:
1. Screening auditivo Hipoacusia precoz infantil. 2. Trauma acústico. 3. Escolares (como dislexia, TDH, retraso escolar, TGD, etc) 4. Pacientes geriátricos (Como alzheimer, demencias, etc.)
5. Simuladores.  6. Evaluación clínica Diagnóstico diferencial de hipoacusias de oído medio, cocleares y retrococleares. 7. Monitorización Hipoacusia progresiva. 8. Ototoxicidad. 9. Trauma acústico.
 Al tercer mes de la finalización de la terapia, volvemos a realizar toda la batería de pruebas incluyendo las objetivas. Mejora de la presión y mejor movimiento timpánico y por supuesto mejor reflejo estapedial en Impedanciometría. En otoemisiones acústicas mejoran los porcentajes la fuerza de las CCE y las curvas se estabilizan en las hiperacusias con menor actividad de la CCE y en caso de descenso de respuesta en frecuencias graves, más actividad de las CCE y normalización de los DP gramas.
Estamos haciendo estudios con la emisiones acústicas para poder determinar la eficacia de esta terapia pudiendo objetivizar y añadir una prueba que nos afirma nuestra labor en la ayuda de estos trastornos.
Autora: Yolanda Medina  Merino