jueves, 4 de abril de 2013

La comida rápida y los riesgos en la salud en los niños

El consumo frecuente de varias porciones semanales de comida rápida está relacionada con la gravedad del asma alérgica, eccema y rinitis en niños, según concluye un amplio estudio internacional publicado en la revista 'Thorax'.
Según los hallazgos del estudio, el comer tres o más porciones semanales de esta comida estaban vinculadas a casi un 40% más de riesgo de asma grave entre los adolescentes y casi de un 30% más de riesgo entre los niños, así como a la gravedad de la rinitis y el eccema, en general, según las conclusiones del estudio.
En cambio el ingerir fruta es un factor protector de del asma alérgica, eccema y rinitis entre los niños y para sibilancias actuales y rinitis graves y entre los adolescentes. Comer tres o más porciones por semana se asoció con una reducción en la gravedad de los síntomas de entre el más del 10% entre los adolescentes y los niños, respectivamente.
Los autores sugieren que hay explicaciones plausibles de los resultados: la comida rápida contiene altos niveles de ácidos grasos saturados y trans, que se sabe que afectan la inmunidad, mientras que la fruta es rica en antioxidantes y otros compuestos beneficiosos. No obstante, los investigadores destacan que sus resultados no prueban una relación causa-efecto, pero sí llaman a una investigación adicional.
Concluyen diciendo que si la asociación entre la comida rápida y la prevalencia de síntomas de asma, rinoconjuntivitis y eccema es causal, los resultados tienen gran importancia para la salud pública debido al aumento del consumo de comida rápida a nivel mundial.

Fuente: europapress.es