jueves, 25 de abril de 2013

La Hemofilia


 
La Hemofilia es una enfermedad que afecta a la coagulación de la sangre ya que se caracteriza por un defecto en alguno de los elementos, llamados factores, que se necesitan para que la sangre coagule. Así la Hemofilia A se produce porque no es del todo funcional el factor VIII y la Hemofilia B cuando no lo es el factor IX. Esto puede ser porque no hay nada de factor o bien porque el que hay no funciona adecuadamente. La frecuencia de esta enfermedad es baja por lo que a la Hemofilia se la conoce como enfermedad rara ya que, por ejemplo, la Hemofilia A se produce en 1 de cada 6.000 recién nacidos vivos y la Hemofilia B en 1 de cada 30.000. Conozcamos algo más de esta enfermedad a través de este vídeo.

jueves, 18 de abril de 2013

Cuatro años de vida de Medicina Vida y Salud

Estimados amigos y amigas:
 
Hoy es un día importante para nuestro blog porque cumple cuatro añitos, que en estas cuestiones es mucho, porque mucho esfuerzo me ha costado mantener este blog vivo. Y por qué se que está vivo y crece porque cuando cumplió un añito teníamos ya 13.000 visitas, habíamos ido a presentarlo a la radio y a la televisión (por cierto el vídeo está colgado por ahí en una de las entradas) y hoy que cumplimos cuatro años ya tenemos más de 500.000 visitas, sí muchas para las aspiraciones de este humilde blog que no trata en absoluto de lucrar a su creador (mira que oportunidades he tenido), sino de satisfacer la necesidad que llevo dentro de comunicar salud a los que me rodean, desde mi humilde experiencia como profesional de la medicina donde llevo embarcado 25 años. Qué más puedo pedir pues que sigan el blog, que se aceptan sugerencias que me pueden hacer a través de facebook o de mi correo y que si alguien se anima a comunicar su experiencia este blog está abierto a todos aquellos profesionales sanitarios que deseen comunicar salud a los que lo rodean sin ánimo de lucrarse a costa de ello.
 
Un abrazo

jueves, 11 de abril de 2013

Dieta y deporte, claves para una vida sana


Una dieta adecuada y el ejercicio físico son las recomendaciones más repetidas por los expertos para garantizar una vida sana y evitar graves problemas para la salud como la hipertensión e incluso algunos tipos de cáncer, aunque la falta de tiempo dificulte, en muchas ocasiones, su práctica.
Cada año el 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, que este año tiene por tema central la hipertensión arterial, una patología que afecta a uno de cada tres adultos -cerca de 14 millones de personas en España- y es responsable de la mitad de las muertes por accidente cerebrovascular o cardiopatía.
La Cruz Roja recuerda que se pueden controlar las cifras de tensión arterial con una dieta equilibrada, la práctica de ejercicio físico, y evitando la obesidad y el tabaquismo, y en el mismo sentido se pronuncia la Fundación Española del Corazón, que subraya que realizar al menos 30 minutos de actividad física al día contribuye a evitar esta patología.
Estos buenos hábitos de vida no solo contribuyen a controlar la tensión, sino que desempeñan un papel fundamental en el desarrollo y tratamiento de enfermedades tan graves como el cáncer y, según afirman los expertos hasta el 50 por ciento de las muertes por cáncer se podrían evitar con hábitos de vida saludable que aseguran, además, que el ejercicio físico disminuye el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer como los de mama, colon, endometrio o próstata.
En enfermos, la práctica de deporte es recomendable durante el tiempo en el que están siendo tratados con quimioterapia, ya que el ejercicio mejora las defensas, favorece la autoestima, y les hace más resistentes de cara a los tratamientos agresivos.
 El cáncer es una mezcla de casualidad y de causalidad, genética y ambiente, para ello, es clave mantener una dieta saludable, rica en legumbres, verdura, fruta, más pescado que carne, fibra y antioxidantes, la práctica de ejercicio físico -entre 3 y 4 veces a la semana durante media hora-, evitar la obesidad, controlar el peso y dejar de fumar.
 En España no hay buenos hábitos de alimentación, quizá por el estilo de vida que llevamos se tiende más a consumir cocina rápida y precocinada y se observa un deterioro importante de los hábitos alimentarios en los últimos años, según apuntan los expertos. La población española es sedentaria y a veces se intenta compensar la falta de ejercicio con actividad deportiva extra los fines de semana que, en ocasiones, resulta excesiva, cuando es suficiente con caminar media hora al día a paso ligero.
Se observa cómo a partir de los 50, la gente empieza a comprender que debe hacerse revisiones médicas periódicas, vigilar la tensión, los niveles de lípidos, la glucosa... pero eso no sirve de nada sin hábitos de vida saludables.
También hay otros hábitos poco recomendables y muy asentados en la cultura española, como la tendencia a cenar y acostarse tarde y, por lo tanto, a dormir poco. Se tiende a tomar la pastilla, que produce dependencia y sueño desestructurado cuando lo recomendable es evitar las cenas copiosas, los excitantes y las películas violentas antes de acostarse.
 
Fuente: EFE, publiocado en Canarias 7

jueves, 4 de abril de 2013

La comida rápida y los riesgos en la salud en los niños

El consumo frecuente de varias porciones semanales de comida rápida está relacionada con la gravedad del asma alérgica, eccema y rinitis en niños, según concluye un amplio estudio internacional publicado en la revista 'Thorax'.
Según los hallazgos del estudio, el comer tres o más porciones semanales de esta comida estaban vinculadas a casi un 40% más de riesgo de asma grave entre los adolescentes y casi de un 30% más de riesgo entre los niños, así como a la gravedad de la rinitis y el eccema, en general, según las conclusiones del estudio.
En cambio el ingerir fruta es un factor protector de del asma alérgica, eccema y rinitis entre los niños y para sibilancias actuales y rinitis graves y entre los adolescentes. Comer tres o más porciones por semana se asoció con una reducción en la gravedad de los síntomas de entre el más del 10% entre los adolescentes y los niños, respectivamente.
Los autores sugieren que hay explicaciones plausibles de los resultados: la comida rápida contiene altos niveles de ácidos grasos saturados y trans, que se sabe que afectan la inmunidad, mientras que la fruta es rica en antioxidantes y otros compuestos beneficiosos. No obstante, los investigadores destacan que sus resultados no prueban una relación causa-efecto, pero sí llaman a una investigación adicional.
Concluyen diciendo que si la asociación entre la comida rápida y la prevalencia de síntomas de asma, rinoconjuntivitis y eccema es causal, los resultados tienen gran importancia para la salud pública debido al aumento del consumo de comida rápida a nivel mundial.

Fuente: europapress.es