jueves, 28 de febrero de 2013

Lo que cuesta padecer celiaquía


La celiaquía es una enfermedad que daña el revestimiento del intestino delgado e impide la absorción de partes de los alimentos que son importantes para permanecer saludables. El daño se debe a una reacción por ingerir gluten, el cual se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y posiblemente la avena.
Se desconoce la causa exacta de la celiaquía. El revestimiento de los intestinos contiene áreas llamadas vellosidades que ayudan a absorber los nutrientes. Cuando las personas con celiaquía consumen alimentos o usan productos que contienen gluten, su sistema inmunitario reacciona causando daño a estas vellosidades.
Este daño afecta la capacidad para absorber los nutrientes en forma apropiada, por lo que una persona resulta desnutrida sin importar cuánto alimento consuma.
Esta enfermedad se puede desarrollar en cualquier momento de la vida desde la lactancia hasta la adultez avanzada.Las personas con familiares que padezcan celiaquía están en mayor riesgo de padecer la enfermedad. Este trastorno es más común en las personas de raza blanca y de origen europeo. Asimismo, las mujeres resultan afectadas con mayor frecuencia que los hombres.
Por este problema con los alimentos los celíacos no sólo sufren de su problema físico, sino que tiene una importante repercusión económica ya que  gastan 1.600 euros más al año en hacer la compra con el fin de poder seguir una dieta sin gluten, el cual es el único tratamiento para esta enfermedad, según ha informado la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE).
En el estudio "Informe de precios sobre productos sin gluten 2013" elaborado por FACE, la asociación señala que los celíacos han visto incrementada su cesta de la compra en un 344 por cien en uno sólo año, lo que ha supuesto un encarecimiento de 100 euros.
A pesar de los avances que se han realizado en el sector alimentario de los productos "Sin Gluten", la organización ha manifestado que las diferencias de precios entre los productos con gluten y sin gluten son "muy importantes".
Los alimentos que más reflejan estas diferencias son los cereales, entre los que destacan el pan, las galletas y la harina, ya que en algunos casos llegan a ser hasta 4 euros más caros cuando son aptos para celíacos.
Aunque en 2012 se redujo del IVA para el pan y harinas panificables, FAPE considera que la diferencia de precios sigue siendo "llamativa", por lo que ha pedido a los Organismos oficiales que pongan en marcha ayudas que permitan al colectivo celíaco llevar una dieta sin gluten.
El informe se ha basado en una dieta de 2.000 a 2.300 calorías diarias, que es la ingesta recomendada por los expertos en nutrición para adultos y niños, y no ha tenido en cuenta productos como legumbres, hortalizas, grasas y pescados, entre otros, ya que no existe problema en su ingesta para el colectivo celíaco.

Fuente: EFE