jueves, 7 de febrero de 2013

El Shiitake

Dr. Sergio Martínez Cuéllar
Shiitake es un nombre japonés derivado de take, hongo y shii una clase de árbol de castaño donde se encontró que crecía comúnmente este hongo en Japón. El shiitake es el más popular y el más cultivado de todos los hongos exóticos en el mundo.
El Shiitake es una buena fuente de proteína, potasio e incluyendo el tallo, es una buena fuente de zinc que es un importante mineral para el funcionamiento del sistema inmunológico. También es una fuente rica de carbohidratos complejos llamados polisacáridos y contiene más de uno que se sabe estimula al sistema de inmunológico.
El Shiitake contiene todos los aminoácidos esenciales que requerimos en nuestra dieta. Sus niveles de contenido de aminoácidos esenciales es casi tan alto como el de la leche. Los aminoácidos forman casi el 14 % del peso del hongo del Shiitake seco. Es bajo en contenido de calorías. Es más alto en vitamina D que la mayoría de los alimentos.
En la medicina oriental, el shiitake es un alimento que activa la sangre. El hongo se usa para muchos problemas de salud. Está indicado en los tratamientos de resfriados, varicela, bronquitis, dolor de estómago, cefalea, debilidad y hasta en envenenamiento por hongos. Hay estudios que han demostrado su efecto para mejorar la belleza de la piel. Los nutricionistas han determinado que es rico en actividad antienvejecimiento.
Desde 1966 se han hecho varios estudios en la Universidad de Michigan donde se descubrió que el Shiitake puede producir un nivel altamente importante de protección contra la influenza tipo A. El Shiitake disminuye hasta el 46 % las lesiones en los pulmones según los resultados de los estudios.
El Shiitake acelera el procesamiento del colesterol en el hígado  y ha demostrado un efecto protector muy importante para el hígado. El Shiitake inhibe la agregación plaquetaria. Parte del efecto reductor del colesterol del shiitake es atribuible a la fibra. El contenido total de fibra del hongo seco es de cerca del 37 % al 46 %. De hecho, son aún mejor fuente de fibra dietética que las verduras, las cuales tienen en promedio un 27 % de fibra dietética total.
Ya se le atribuyó al Shiitake benificio en el tratamiento de varias formas de malignidad. En la actualidad, un estudio novedoso realizado en 1969 para el tratamiento de Sarcoma, se logró una alta tasa de inhibición del tumor, de entre el 72 al 92 %.
Otro efecto demostrado del Shiitake es que acelera la formación de hueso en animales con huesos dañados.
Se ha utilizado el Shiitake en una diversidad de enfermedades, incluyendo la tuberculosis pulmonar.
Hay muchos casos documentados en los que se ha verificado que el Shiitake reduce enormemente los efectos colaterales de la quimio y la radioterapia en los pacientes con cáncer.
El Shiitake se unió a la guerra contra el SIDA en 1983 cuando el lentinan (un polisacárido del hongo) demostró ser exitoso en el tratamiento de un paciente con SIDA en Japón, sus lecturas de HIV-positivo desaparecieron gradualmente hasta que todo regresó a lo normal. Este caso fue presentado en 1985 durante la Tercer Conferencia Internacional en Inmunofarmacología en Florencia, Italia.
El Shiitake también es útil contra parásitos, los virus del herpes simplex y zoster.