martes, 30 de octubre de 2012

Síndrome postvacacional

Sergio Martínez
Médico
Por lo general, volver a adaptarse a la rutina tras el periodo vacacional, le pasa factura, tanto al cuerpo como a la mente, en forma del célebre “síndrome postvacacional”, un malestar que sufre el 35% de los trabajadores de 25 a 40 años.

La cifra la ofrece la Sociedad Española de Neurología (SEN), que añade que este mal social es más común entre quienes residen en entornos urbanos y entre quienes están descontentos con el trabajo.

Si bien esta patología no está oficialmente reconocida por la Sociedad Española de Psiquiatría ni está recogida en las listas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sí es una de las ‘enfermedades’ más conocidas y comentadas popularmente. La base se encuentra en el cambio brusco de hábitos que se experimenta al pasar del periodo vacacional, más relajado y ocioso, a la vuelta al trabajo, con el estrés y el desánimo que esto conlleva.

Entre los síntomas emocionales que aparecen como consecuencia de este síndrome destacan la ansiedad, la antipatía, la desgana o la tristeza, "características muy similares a las que puede tener una persona con depresión". Además de estos indicadores, que normalmente desaparecen a los quince días, existen otros de mayor riesgo y a nivel físico. “Diversos estudios muestran la incidencia del estrés en el origen o empeoramiento de ciertas enfermedades y dolencias neurológicas tales como cefaleas, epilepsia o trastornos del sueño.

Y es que las emociones asociadas al estrés, preocupación, ansiedad, cansancio, excitación, etc., producen un aumento de la tensión muscular que puede generar cefaleas tensionales o desencadenar crisis de migraña. La cefalea tensional es el tipo de dolor de cabeza más frecuente, aproximadamente supone el 90% de los casos de dolor de cabeza, y el estrés es el principal factor desencadenante.

Otro de los trastornos que puede generar la vuelta al trabajo es el del sueño, pues a mucha gente le cuesta volver a acostumbrarse a madrugar después de un periodo largo sin despertador. “La somnolencia diurna puede llegar a ser muy incapacitante, afecta a las relaciones sociales y personales, y en los últimos años estamos viendo como el estrés ha incrementado considerablemente el número de pacientes con trastornos del suelo.

La mayoría de estos síntomas se puede prevenir. La SEN recomienda tratar de regular poco a poco los horarios antes de incorporarse al trabajo, volver uno o dos días antes del destino vacacional para adaptarse mejor, dormir más horas de lo habitual durante los primeros días de trabajo y mantener una actitud positiva frente a la reincorporación.

jueves, 25 de octubre de 2012

El peligro de los videojuegos para los niños

Juliana Martín
Enfermera
Estimados amigos y amigas lectores de este blog, hoy quiero hacer una reflexión sobre una noticia que leí en estos días acerca de los niños y los videojuegos y que a mí me tocó la fibra ya que mi hijo con dos años recién cumplidos suele coger el Ipad de su hermana y se pega su ratito enganchado al mismo jugando con diversos juegos de esos que te bajas de forma gratuita desde internet. Y es que los expertos en pediatría afirman que los niños pasan mucho tiempo frente a las pantallas de televisión o los ordenadores, pueden sufrir daños en su desarrollo.
 Según dicen puede llegar a ser una obsesión el uso de ordenadores y los videojuegos que puede causar daños en el desarrollo físico y cognitivo a largo plazo, según ha advertido un grupo de pediatras en un artículo publicado en la revista médica "Archives of Disease in Childhood" y escrito por el doctor Aric Sigman, autor de un libro al respecto.
Un niño puede dedicar hasta seis horas al día a estas actividades mientras está en su casa, y hay que tener cuidado sobre todo con los menores de tres años en los cuales se puede producir un daño cerebral más grave, ya que en ese momento es cuando más necesitan interactuar con sus padres y no con una máquina. Además, de los problemas que puede provocar al cerebro, existe el riesgo de sufrir obesidad y problemas cardíacos cuando están más de dos horas sentados diariamente. Por ello los expertos sugieren que se fije un límite de dos horas diarias para los niños entre 3 y 16 años, mientras que los menores de 3 años no deberían estar en contacto con estos dispositivos en absoluto, ya que no ofrecen ningún beneficio para ellos.
 Ya sean teléfonos móviles, consolas, televisiones o portátiles, los avances tecnológicos están provocando que los niños pasen cada vez más tiempo frente a las pantallas de estos dispositivos, quizá en esta sociedad es más importante la comunicación con gente que apenas conoces a través de las redes sociales y se habla menos en casa entre los miembros de la familia. sde aqui les animo que aunque sea de vez en cuando utilizen los juegos tradicionales de mesa para jugar con ellos.

martes, 23 de octubre de 2012

Los problemas de infertilidad pueden aumentar el riesgo de defectos congénitos

Sergio Martínez
Médico
Un titular alarmante para un hecho bien conocido. Así se podría resumir el trabajo que acaba de publicar la prestigiosa 'New England Journal of Medicine (NEJM)', que afirma que los niños nacidos con técnicas de reproducción asistida y, en concreto con una de ellas, la microinyección espermática intracitoplasmática (ISCI), tienen casi un 40% más de riesgo de venir al mundo con defectos congénitos.

Sin embargo, el estudio no deja claro que el problema sea atribuible a las técnicas de reproducción asistida y deja la puerta abierta a que los defectos los provoque la infertilidad que hace necesario su uso.

Los datos del estudio de NEJM afirman que en los embarazos espontáneos la tasa de defectos congénitos es de un 5,8%, porcentaje que se eleva al 8,3% en los que son fruto de las técnicas de reproducción asistida (TRA). Sin embargo, al dividir los resultados según el tipo de técnica usada, se ve que la que más eleva la media es precisamente la ICSI, con la que nace con algún tipo de problema el 9,9% de los niños, siempre según los datos de Davies.

"Las buenas noticias son que hemos demostrado que el riesgo es menor si se inserta solo un embrión por ciclo (los embarazos múltiples son una de las principales complicaciones de las TRA) y si se utilizan embriones congelados en lugar de frescos.

Las mujeres que conciben espontáneamente tras haber sufrido infertilidad tienen un riesgo similar de dar a luz niños con defectos congénitos que las que sí buscan ayuda para ser madres.

El porcentaje de madres de entre 35 y 39 años que optaron por las TRA es de 26,2%, mientras que sólo el 10,5% de los nacimientos espontáneos se dieron en mujeres de este grupo de edad. La maternidad tardía es un factor de riesgo para este tipo de defectos congénitos.

El propio autor principal también apunta a un sesgo del estudio. "Se empezó a llevar a cabo hace diez años, porque se ha vigilado a los niños durante cinco años; en este tiempo la ICSI ha mejorado y ha podido aumentar la calidad de los embriones",

Sin embargo, su conclusión sigue siendo algo críptica. Aunque cree que "no hay que alarmarse", considera que quizás "hay que ser más conservador" a la hora de optar por una ISCI.

Fuente: El Mundo.es

martes, 16 de octubre de 2012

La luz intensa contra los infartos

Sergio Martínez
Médico
Una proteína que regula el reloj biológico ayuda a reducir los daños que causa un infarto. El hallazgo está basado en el reloj biológico de una persona, el llamado ritmo circadiano, que está vinculado a la luz y la oscuridad.

El ritmo circadiano está regulado por proteínas que se producen en varios órganos, incluido el corazón. Ahora, los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, en Denver, encontraron que una de esas proteínas es esencial para evitar el daño que causa un infarto en el corazón. Y ésta puede activarse exponiendo al paciente a una terapia de luz intensa, expresan los científicos en la revista Nature Medicine.

El hallazgo, creen los científicos, podría ser una herramienta muy útil, y poco costosa, para las personas en riesgo cardíaco, ya que incluso la luz natural podría ofrecer beneficios.
El estudio sugiere que la luz intensa, o incluso la luz natural, pueden reducir los riesgos de sufrir un infarto o sufrir daños a causa de uno de estos eventos. Para los pacientes, esto puede significar que la exposición a la luz del día dentro del hospital puede reducir el daño que ha causado un infarto.

El ritmo circadiano controla varios procesos biológicos y metabólicos en el organismo, como el sueño, la vigilia y el hambre, durante los ciclos de 24 horas. Este reloj biológico se ajusta con factores externos del medio ambiente, de los cuales el más importante es la luz. Quienes regulan el funcionamiento circadiano son principalmente las proteínas del cerebro, pero también están involucradas proteínas de otros órganos, incluido el corazón.

El profesor Eckle y su equipo descubrieron que una de estas proteínas, llamada Período 2 (Per2), juega un papel esencial cuando ocurre un infarto. Estos eventos ocurren cuando el corazón no puede recibir suficiente oxígeno, debido a un bloqueo en la corriente del flujo sanguíneo. Sin oxígeno el corazón debe obtener otra forma de energía y para ello reemplaza su combustible usual -la grasa- por glucosa. Si el corazón no lleva a cabo este cambio en su metabolismo las células mueren y el músculo queda dañado.

La nueva investigación, llevada a cabo con animales, encontró que la proteína Per2 juega un papel esencial en el cambio de grasa a glucosa. Tal como explican los investigadores, el estudio mostró que la luz intensa logró activar la función de la proteína Per2, mejorar la conversión a glucosa y minimizar los daños en el corazón. El estudio es preliminar y todavía deberán llevarse a cabo investigaciones más amplias para confirmar estos resultados.

jueves, 11 de octubre de 2012

Cómo cocinar los alimentos

Pino González
Enfermera
Una cocción atenta y correcta respeta las sustancias nutritivas presentes en los alimentos y sus propiedades, evita la formación de sustancias tóxicas y reduce la formación de radicales libres. Todos los alimentos necesitan cocciones a temperaturas moderadas y durante el menor tiempo posible.

Empezemos por la cocción al vapor, ésta se considera el sistema más sano y dietético. De esta manera la comida se cuece gracias al calor húmedo del agua hirviendo y se evita el contacto directo del alimento con el agua, reduciendo al máximo la pérdida de vitaminas. Además los alimentos cuecen a temperaturas relativamente bajas, inferiores a los 100 grados, con pérdidas mínimas de vitaminas y minerales; así los alimentos mantienen su sabor y aroma prácticamente intactos. Se puede hacer fácilmente utilizando los cestos especiales para ello. La cocción al vapor se presta sobre todo para cocinar hortalizas y pescados, con la ventaja de que les permite conservar aromas y valores nutritivos; es menos indicada para las carnes que necesitan en general temperaturas altas al principio de la cocción para no perder los líquidos que contienen y consecuentemente se queden muy secas.

El hervido es probablemente la forma de cocinar más antigua y tradicional.

Como la cocción al vapor, permite evitar la adición de grasas de condimento; tampoco comporta alteraciones sustanciales de los principios nutritivos, puesto que la temperatura a que se expone los alimentos es relativamente baja, aunque, en ocasiones, tiempos demasiados largos tienen el efecto contrario. Aún así, en el agua de cocción lamentablemente se pierden vitaminas hidrosolubles y sales minerales, por lo que es poco conveniente para todos los alimentos que se prestan a la cocción al vapor, en especial para la verdura. Hervir los alimentos sumergiéndolos en agua fría supone, en cambio, una pérdida importante de sustancias nutritivas, recuperables en parte en el agua de cocción.

Si la carne se sumerge en el agua ya caliente, se reduce la dispersión de nutrientes y el alimento mantiene un buen valor nutricional. Se recomienda el hervido sólo para algunos tipos de carne de la que se vaya a utilizar el caldo y para la menestra de verduras.

Es aconsejable hervir también los cereales, de manera, que el agua utilizada sea reabsorbida completamente durante el proceso de cocción.

Sobre la cocción en papillote podemos decir que es útil e indicada para el pescado. En lugar del papel de aluminio que puede ser nocivo para la salud, se utiliza papel de horno para envolver el alimento. En el interior del papel, junto con el pescado, se pueden poner hiervas aromáticas, limón o ajo.

El paquete bien cerrado ha ponerse en el horno caliente, sobre una bandeja. Se sirve directamente en el plato y se aliña entonces..

Freír es seguramente la peor forma y más dañina para la salud, de cocinar un alimento. Esto se debe a la degradación de los aceites a altas temperaturas, que provoca la formación de radicales libres. Así que es evidente que hay que procurar no freír los alimentos o, al menos, hacerlo de manera muy esporádica. En tal caso es importante utilizar los aceites más resistentes al calor como el aceite virgen extra de oliva o cacahuete y solamente una vez. También existe una especie de fritura suave que consiste en la cocción de alimentos con poco aceite y a temperaturas no muy altas. Es el caso por ejemplo de las papas fritas en sartén antiadherente con poco aceite virgen extra. En este caso, el aceite no alcanza temperaturas demasiado altas porque se mezcla con el agua que sueltan las papas, de este modo se obtienen unas sabrosas papas fritas crujientes por fuera y tiernas por dentro.

En la cocción al horno, el calor desprendido daña en cierta medida los componentes nutritivos. Se pueden cocinar con buenos resultados diferentes tipos de verdura, tanto enteras como troceadas. El uso de papel de horno permite evitar el aceite durante la cocción.

La cocción a la plancha provoca una pérdida mínima de sustancias nutritivas y hace innecesario el huso de grasas. Indicada incluso para las verduras que, cortadas en rodajas y colocadas sobre una plancha caliente, se cuecen desprendiendo sus propios líquidos y acentuando así su sabor.

En los asaderos, tan apetecibles sobre todo en esta época del año,la cocción a la brasa carboniza las partes del alimento más próximas a la llama, con formación de sustancias cancerígenas. Únicamente tiene la cualidad de eliminar la grasa, que gotea de la parrilla, y también de dar un gusto sabroso a los alimentos.

La cocción en olla a presión es adecuada para algunos alimentos y no para otros. Expone a los alimentos a altas temperaturas pero durante menos tiempo. Es indicada para los cereales y las legumbres secas, mientras que no lo es para las frescas. Ha de evitarse para las verduras pues se producen pérdidas considerables de vitaminas, sales minerales y bioflavonoides y los tiempos de cocción no son tanto más cortos que los de la cocción al vapor, que sigue siendo la más indicada.
Fuente: el libro titulado “Las recetas del método Kousmine” autora: Marina Grassani

martes, 9 de octubre de 2012

Dieta y ejercicio contra el estreñimiento

Sergio Martínez
Médico
Uno de cada cinco españoles tiene problemas de estreñimiento. Este trastorno el doble de frecuente en mujeres que en hombres y el triple en ancianos. La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) ha presentado la primera 'Guía para prevenir y Tratar el Estreñimiento', que se puede descargar en la web www.saludigestivo.es. Además, el 40% de las consultas de Atención Primaria que se hacen en nuestro país están relacionadas problemas digestivos.

Causas y factores de riesgo

"Los principales factores de riesgo son la inadecuada alimentación, la falta de ejercicio y lo que nosotros llamamos la 'negligencia a la llamada', es decir reprimirse las ganas de ir baño".

No se suele ir por temor, en el trabajo algunas veces por vergüenza, otras por vagancia, por falta de tiempo... y esto supone un problema, tal como asienten los expertos.

Apenas se bebe agua, y se desayuna poco y mal. No hay una dieta organizada ni unos hábitos de comida regulares. No comer legumbres, platos de cuchara, fruta o yogures y beber menos de cuatro vasos de agua al día tienden a aumentar el riesgo. "Los españoles consumen tan solo la mitad de la fibra recomendada".

La falta de ejercicio físico es otro de esos factores. "Nos gastamos dinerales en gimnasio pero no se trata de eso", se trata de "hacer ejercicio diario, de moverse".

Por otro lado, a estos factores de riesgo, se le suma una causa: el gran e inadecuado consumo de fármacos. "somos el cuarto país que más medicamentos consume por detrás de Japón, EEUU e Italia".

Las causas, como tal, que producen estreñimiento, además del mal consumo de fármacos son: la vida sedentaria, las enfermedades en generales y en particular las del aparato digestivo.

¿Cómo prevenirlo?

"Se considera estreñimiento cuando hay menos de tres defecaciones por semana". En cuatro o cinco días el reflejo natural se pierde. Si esto ocurre, aconseja ir directamente al especialista.

Los hábitos saludables, empezando por la alimentación previenen el estreñimiento.

Fumar mucho produce estreñimiento y comer yogures no lo crea.

Las frutas y las verduras son indispensables.

La comida debe tener, según indican, color, sabor, nutrientes y fibra.

Los expertos coinciden en el mal hábito de cenar tarde. Por la mañana nos levantamos pronto y sin hambre, y se come cualquier cosa, por eso no hacemos un buen desayuno, que debe contener fibra. Pero tomar solamente fibra en nuestra alimentación tampoco es bueno. "La vida tiene que ser un equilibrio constante, y ésta tiene que estar también en su cantidad adecuada". Una de las recomendaciones principales que indican es "adoptar un horario definido para poder evacuar". Lo mejor suele ser tras el desayuno o la comida del mediodía. No reprimirse.

Hacer ejercicio físico diario es otro de los aspectos fundamentales. "Caminar, ir andando a los sitios, montar en bicicleta, o bailar". En definitiva, el movimiento del día a día.

jueves, 4 de octubre de 2012

La vitamina C

Pino González
Enfermera
Denominada por algunos la reina de las vitaminas, esta vitamina tiene unas características especiales que le confieren un puesto importante, se halla incluida dentro del grupo de las vitaminas hidrosolubles, pero difiere en algunos aspectos del resto de las del complejo B.

Fue el médico escocés llamado James Lind en 1753, quien descubrió las propiedades de la vitamina C., aunque los síntomas del escorbuto, enfermedad producida por su carencia, ya eran conocidos por Aristóteles en el siglo V. antes de Cristo. A pesar de ello no fue hasta 1789 cuando se le dio crédito a las investigaciones de Lind y la armada británica empezó a tomar parte en la prevención de dicha enfermedad entre sus navegantes.

Siguiendo las recomendaciones de Lind los navegantes empezaron a llevar cargamentos de lima para los largos viajes.

La vitamina C no es formada por el organismo, es hidrosoluble, la eliminamos con la orina y el organismo no la puede almacenar, por ello es tan importante su aporte frecuente.

Es recomendable en niños con propensión a las otitis, asegurarle alimentos ricos en vitamina C (presente en frutas y vegetales) repartidos a lo largo del día y no sólo una vez al día, ya que se va eliminando por orina, y es preferible mantener unos niveles adecuados en el organismo durante toda la jornada.

Hemos de hablar de su capacidad para depurar el organismo y su acción antioxidante, ésta acción se produce al neutralizar tóxicos a nivel hepático, la eliminación de los mismos por el riñón y la capacidad para impedir la aparición o neutralizar los radicales libres. Así mismo protege de la toxicidad de los insecticidas.

También protege de los efectos negativos del tabaco y el alcohol, así como de las radiaciones ionizantes.

Esta vitamina está presente sobre todo en los cítricos, pero la podemos encontrar en casi todos los vegetales frescos, especialmente en el brócoli y la guayaba.

Quizá piensen que es una supervitamina, pero también tiene sus pequeñas debilidades.

La que está presente en las verduras se puede mantener si los tiempos de cocción no son muy elevados y prolongados, como ocurre con la cocina al vapor o el hervido, en cambio en las frituras, la olla a presión y los horneados se corre más riesgo de reducir el contenido de vit C de los vegetales, porque con estos métodos de cocción se alcanzan altas temperaturas. Curiosamente uno de los vegetales que más conserva la vitaminca c durante la cocción es el brócoli.

En los zumos de fruta natural, lo mejor es tomarlos recién exprimidos ya que el contenido en vitamina C va disminuyendo a medida que pasa el tiempo y está en contacto con el aire.

martes, 2 de octubre de 2012

Avances en salud pública

Sergio Martínez
Médico
El mundo ha hecho progresos significativos sobre todo en la reducción del número de defunciones infantiles. Así, las cifras muestran cómo se ha pasado de los 10 millones de niños menores de cinco años que murieron en el año 2000, a los 7,6 millones de muertes anuales en 2010.

Los principales responsables de esas muertes fueron la neumonía, la prematuridad, las enfermedades diarreicas, el paludismo, el sarampión y el VIH/sida, aunque llama la atención la disminución en el número de muertes por enfermedades diarreicas y el sarampión, en este último han descendido un 74% en los últimos 10 años.

Los datos de los años 2000 a 2010 muestran cómo los avances en salud pública han ayudado a salvar vidas de niños en la última década. Aunque destaca que hasta un 20% de las muertes de niños menores de cinco años producidas por neumonía o enfermedades diarreicas se hubieran podido prevenir mediante la vacunación.

Del mismo modo se observa la disminución del número de muertes maternas, pasando de más de 540.000 muertes en 1990 a menos de 290.000 en el año 2010. No obstante, la OMS advierte de que un tercio de estas muertes maternas se producen en sólo dos países -la India, con el 20% del total mundial, y Nigeria, con un 14%-.

"La reducción de las muertes maternas pasa por ofrecer acceso a una atención de buena calidad en materia de salud reproductiva". En este sentido, se puede observar que en 2008 el 63% de las mujeres del mundo entre 15 y 49 años que estaban casadas o vivían en pareja utilizan alguna forma de anticonceptivo. Sin embargo, aún existen regiones africanas donde esas tasas no llegan al 25%.

Por otra parte, alrededor de la mitad de la población mundial está expuesta al paludismo. Se calcula que en 2010 hubo unos 216 millones de casos de la enfermedad, que desembocó en la muerte de unas 655.000 personas, de las que el 86% eran niños menores de cinco años.

Por lo que respecta a los servicios básicos de saneamiento, se señala que el ritmo al que se avanza actualmente es demasiado lento como para que se pueda cumplir la meta correspondiente de los Objetivos del Milenio, ya sea a escala mundial o de las regiones de la OMS, con la salvedad de la Región del Pacífico Occidental. En 2010, 2500 millones de personas, de las que el 72% vivía en zonas rurales, carecían de instalaciones de saneamiento mejoradas, y en las zonas urbanas la cifra va en aumento debido al rápido crecimiento de su población.