viernes, 18 de mayo de 2012

El café disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de útero

Tomar café podría ser un factor para ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de útero, según un estudio que destaca los beneficios de esta bebida, aunque recomienda tener cuidado con el azúcar y la nata líquida que se le añada.

En concreto beber más de cuatro tazas de café al día durante un periodo prolongado de tiempo reducen un 25 por ciento el riesgo de desarrollar cáncer de útero, mientras que beber entre dos y tres lo rebaja un 7 por ciento.

Los altos niveles de estrógenos e insulina que se han asociado con un mayor riesgo de cáncer de endometrio, aquél que se origina en el revestimiento del útero, están más disminuidas en las mujeres con un alto consumo de café , comparado con las que beben poco o nada de café.

El café contiene muchos compuestos biológicamente activos, incluyendo los ácidos fenólicos y la cafeína, que tienen una potente actividad antioxidante y pueden afectar al metabolismo de la glucosa y a los niveles de hormonas sexuales, que están relacionados con el riesgo de cáncer endometrial.

El estudio, que fue publicado en una revista de prestigio en el mundo de la Oncologia concluye que beber café, dado su extendido consumo, puede ser una estrategia adicional para reducir el riesgo de cáncer de útero. No obstante, añadir mucho azúcar o crema puede contrarrestar los beneficios para la salud.

No recomendamos que las mujeres beban más café sólo para reducir el riesgo de cáncer de endometrio. Sin embargo, las mujeres que consumen café deben tener la seguridad de que esta infusión, en general, no es una sustancia nociva y puede incluso ofrecer algunos beneficios para la salud.

Hay que tener en cuenta que agregar grandes cantidades de azúcar o nata al café pueden contribuir al aumento de peso y a la resistencia a la insulina, lo que puede aumentar el riesgo de cáncer de endometrio, así como otras enfermedades crónicas.

El café tiene el potencial para reducir el riesgo de otros tipos de cáncer debido a sus propiedades antioxidantes. Además, en las personas sanas que no tienen problemas para metabolizar la cafeína, ni se enfrentan a insomnio o hiperactividad, también puede ayudar reducir el riesgo de diabetes, depresión, Parkinson y cáncer de próstata.

Fuente: Canarias 7