martes, 10 de abril de 2012

Alimentos que ayudan a luchar contra la tensión alta

Mantener una presión arterial normal es muy importante ya que la hipertensión aumenta significativamente el riesgo de sufrir varias enfermedades peligrosas tales como derrames cerebrales, insuficiencia renal u otras enfermedades cardíacas. Algunas frutas y verduras tienen grandes beneficios a la hora de controlar la presión arterial.
La presión arterial alta es muy peligrosa ya que a menudo no muestra ningún síntoma. Ciertas investigaciones muestran que incluir algunos alimentos como frutas y hortalizas en su dieta diaria puede ayudar a disminuir la presión arterial. Estos son algunos de ellos:

1. Remolacha
La remolacha contiene pigmentos llamados antocianinas, de acción antioxidante y que le dan su color característico. Los antioxidantes bloquean el efecto dañino de los radicales libres.
La relación entre antioxidantes y la prevención de enfermedades cardiovasculares es hoy una afirmación bien sustentada. Se sabe que es la modificación del llamado "mal colesterol" (LDL-c) la que desempeña un papel fundamental en el inicio y desarrollo de la aterosclerosis. Los antioxidantes bloquean los radicales libres que modifican el llamado mal colesterol, con lo que contribuyen a reducir el riesgo cardiovascular y cerebrovascular. Por otro lado, unos bajos niveles de antioxidantes constituyen un factor de riesgo para ciertos tipos de cáncer y de enfermedades degenerativas. Una investigación realizada muestra que beber jugo de remolacha puede bajar la presión arterial. Esto se debe a la remolacha contiene nitratos que pueden ayudar a disminuir la presión arterial.
El mecanismo que causaría esto es que los niveles de nitratos inorgánicos en el fruto de remolacha se convierten en gas óxido nítrico cuando se come. Este gas ayuda a mantener los vasos sanguíneos abiertos y relajados, de modo que la presión arterial disminuye. Sin embargo, este efecto es más evidente en los hombres en comparación con las mujeres.

2. Espinacas
El folato, que es básicamente un formato de vitamina B soluble que se encuentra en las espinacas y el brócoli, puede contribuir a bajar la presión arterial. Las espinacas son una fuente muy importante de sustancias de acción antioxidante. Los antioxidantes bloquean el efecto dañino de los radicales libres. La respiración en presencia de oxígeno es esencial en la vida celular de nuestro organismo, pero como consecuencia de la misma se producen unas moléculas, los radicales libres, que ocasionan efectos negativos para la salud por su capacidad de alterar el ADN (los genes), las proteínas y los lípidos o grasas. Existen situaciones que aumentan la producción de radicales libres, como el ejercicio físico intenso, la contaminación ambiental, el tabaquismo, las infecciones, el estrés, dietas ricas en grasas y la sobre exposición al sol.
Se sabe que es la modificación del llamado "mal colesterol" (LDL-c) la que desempeña un papel fundamental en el inicio y desarrollo de la aterosclerosis. Los antioxidantes bloquean los radicales libres que modifican del mal colesterol. Bajos niveles de antioxidantes constituyen un factor de riesgo cardiovascular, de cáncer y enfermedades degenerativas.

3. Cítricos
Según un estudio publicado en revistas científicas se examinaron los efectos del citrato de potasio en plátanos y cítricos, y el potasio de los suplementos. Los científicos encontraron que ambas formas de potasio son eficaces en la reducción de la presión arterial en pacientes con hipertensión en fase 1.

4. Plátanos, Manzanas y Peras
Los resultados de otro estudio que investigó los efectos de los suplementos de magnesio en los adultos que tienen sobrepeso, encontraron que las personas que habían tomado magnesio en su alimentación tenían cifras menos elevadas. El magnesio está ampliamente disponible en los plátanos, manzanas, naranjas y peras.

5. El chocolate negro
Por último, traemos relativas buenas noticias para las personas con hipertensión. Según un estudio publicado hace unos meses parece ser que comer chocolate negro podría tener beneficios para reducir la reducir la presión arterial. Los investigadores llegaron a la conclusión que sus metabólitos producen cierta dilatación en los vasos sanguíneos que podría ser beneficiosa para pacientes con hipertensión. Pero los chocolates que serían beneficiosos, son sólo aquellos con un alto porcentaje de cacao. Es decir, el chocolate negro o muy oscuro. El resto de chocolates, tratados industrialmente, con azúcares añadidos y leche, así como los elementos de bollería y demás, no sólo no tienen el mismo efecto, sino que muchos de ellos pueden contener aditivos perjudiciales, para nada recomendables para personas con hipertensión.