viernes, 27 de abril de 2012

Adenoides o vegetaciones

Las adenoides o vegetaciones están compuestas por tejido linfático y situadas dentro de la cara, justo detrás de la nariz.
Son realmente, desde el punto de vista de su función, parte de un órgano más extenso conocido entre los médicos como "Anillo de Waldeyer", que dibuja una especie de cinturón que bordea interiormente la entrada al organismo por la boca y la nariz (por donde tragamos y respiramos). Lo forman las anginas o amígdalas palatinas, la amígdala lingual, situada muy atrás en la lengua, por lo que no se ve, y las propias vegetaciones (amígdala faríngea).
Pueden considerarse, como las conocidas amígdalas, un órgano infantil por medio del cual el cuerpo "aprende" a reconocer lo extraño y a defenderse, llegado el caso.
¿Qué es la hipertrofia adenoidea?

En medicina, la palabra hipertrofia significa aumento de tamaño. Se dice que un niño "tiene vegetaciones" cuando sus adenoides crecen más de la cuenta y por esta razón provocan síntomas. En realidad, todos los niños tienen vegetaciones, el que produzcan o no problemas se debe a la relación entre su tamaño y la de la cavidad en la que se encuentran (rinofaringe).
Esta situación es característica de los niños pequeños de entre 3 y 6 años y viene provocada por las infecciones repetidas de las vías respiratorias altas (catarros y resfriados) que se producen sobre todo al comienzo de la etapa escolar.

¿Qué síntomas produce la hipertrofia adenoidea (aumento de las vegetaciones)? Los síntomas más característicos son los debidos a la obstrucción al paso de aire por la nariz, al estar su salida posterior obstruida. Es decir:
-Respiración con la boca abierta de forma continuada.
-Ronquidos mientras se duerme.
-Timbre de voz característico, al tener la nariz tapada.
-Mal aliento por las mañanas.
-Congestión nasal y moqueo persistentes.
-Infecciones de oídos (otitis) repetidas.
-Pausas sin respirar (pausas de apnea) durante el sueño.
-Paladar alto (ojival) al no contactar con la lengua habitualmente.
-Excepcionalmente la obstrucción respiratoria y las pausas de apnea pueden conducir a insuficiencia cardiaca.

¿Cómo se sabe con seguridad que están aumentadas de tamaño?

Las adenoides no se pueden observar directamente al mirar la garganta. El final del paladar (el paladar blando) nos las oculta, de forma que hará falta un espejo especial para verlas.
La radiografía de lado de la cara (radiografía lateral de faringe o de cavum) sirve para valorar el tamaño de las vegetaciones.
En ocasiones habrá que sopesar las consecuencias sobre la respiración nocturna mediante una prueba de sueño, para así valorar la existencia y la intensidad de los episodios de apnea.

¿Cuándo hay que pensar en operar?

Cada caso debe valorarse individualmente, en función de la edad y de las repercusiones de la obstrucción nasal crónica.
La presencia de respiración bucal persistente (niño que respira continuadamente con la boca abierta, incluso cuando no está resfriado), con ronquidos y especialmente pausas de apnea durante el sueño, una vez constatada la hipertrofia adenoidea, suelen aconsejar la valoración por el otorrinolaringólogo, que será quien decida si es conveniente o no operar.

¿En qué consiste la intervención?

La extirpación de las adenoides se llama, en terminología médica, adenoidectomía. Las vegetaciones no son un órgano claramente delimitado, por lo que la operación consiste más en "rebajar" su tamaño, que en la extirpación completa. Por esa razón se dan casos en los que se precisa de una segunda adenoidectomía al cabo de meses o años, sobre todo si se realizó la primera a edades tempranas.
Como es natural, requiere anestesia general, pero habitualmente el niño puede volver a su casa el mismo día de la intervención y las complicaciones son poco frecuentes

¿Qué puedo esperar luego?

Si la operación tiene éxito, al cabo de pocos días el niño respirará bien por la nariz y no será necesario que mantenga la boca abierta para poder respirar. Muchos dejan de roncar y es además característico el cambio de timbre de voz a un tono más agudo. Si previamente hubiera complicaciones más graves de la hipertrofia adenoidea, éstas revierten rápidamente tras la adenoidectomía.


Artículo compartido con la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. Original en: http://www.aepap.org/familia/vegetaciones.htm [1]
Artículo creado el 8-7-2011, revisado por última vez el 24-8-2011
URL de origen: http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/vegetaciones

martes, 24 de abril de 2012

El lado oscuro de la creatividad

Dr. Sergio Martínez
Los sujetos que gozan de una buena creatividad son más propensos a engañar y a actuar de forma deshonesta. El motivo posiblemente estriba en que el talento creativo aumenta la capacidad de racionalizar las acciones. Además, la habilidad de justificar los actos deshonestos muestra la relación entre creatividad y una creciente deshonestidad.
A esta conclusión han llegado investigadores de las universidades de Harvard y de Duke. En palabras de la investigadora principal de la investigación, Francesa Gino, de la Universidad de Harvard: "Una mayor creatividad ayuda a las personas a resolver tareas difíciles en muchos dominios, pero las chispas creativas también pueden llevar a los individuos a tomar caminos poco éticos en la búsqueda de soluciones a problemas y tareas."
Los investigadores llevaron a cabo una serie de cinco experimentos para probar su hipótesis; asimismo comprobaron la relación entre la inteligencia y el comportamiento deshonesto. En cada una de las pruebas, los voluntarios recibían una pequeña suma de dinero por el mero hecho de presentarse. A continuación se les indicaban las tareas que debían desarrollar, ideadas de manera que podían obtener más dinero si utilizaban el engaño.
Los resultados demostraron que los probandos más creativos tendían más al engaño que aquellos que no lo eran; también comprobaron que no existía ningún vínculo entre la inteligencia y la deshonestidad. Así, las personas más inteligentes pero menos creativas no resultaban más propensas a los actos deshonestos o a los engaños. En pocas palabras, según los resultados del estudio, la creatividad es mejor vaticinador del engaño que la inteligencia.
Con todo, los autores reconocen algunas limitaciones de su trabajo, sobre todo por usar dinero para tentar a los probandos a hacer trampas. Por ello sugieren que en investigaciones futuras se analice si la creatividad lleva a las personas a satisfacer su egoismo, sus objetivos a corto plazo o sus más altas aspiraciones cuando se enfrentan a un dilema de autocontrol.

Fuente: Revista Investigación y Ciencia.

viernes, 20 de abril de 2012

La bronquiolitis en los niños

La bronquiolitis es una infección respiratoria producida por virus en la que se inflaman los bronquios y los bronquiolos, que son las vías aéreas o conductos más pequeños que llevan el aire dentro del pulmón. Afecta a los niños y niñas menores de 2 años, sobre todo a los menores de 6 meses.
El virus que causa la bronquiolitis más frecuentemente es el VRS, virus respiratorio sincitial. Este virus, en nuestro medio, es más frecuente de noviembre a marzo. La mayoría de los niños se contagian por este virus los primeros años de vida, pero sólo algunos presentan una bronquiolitis. La mayoría de los niños que presentan bronquiolitis tienen un cuadro leve y sólo algunos tienen que ingresar en un hospital.

¿Cómo se contagia?

Se contagia principalmente tocando objetos contaminados con el virus (por ejemplo, juguetes, chupetes,... en los que suelen quedarse gotas de saliva o mucosidad con el virus) y luego tocándose los ojos, la nariz o la boca. También puede contagiarse inhalando partículas infectadas provenientes de alguna persona, es decir, respirando gotas de pequeño tamaño que genera la persona que tiene el virus al toser o estornudar.

¿Cuáles son sus síntomas?

Al principio de la enfermedad, los niños y niñas suelen presentar un cuadro catarral (aumento de mucosidad y tos). Posteriormente, se inflaman los bronquiolos dificultando el paso de aire a través de ellos. Esto puede producir dificultad para respirar (respiración rápida, marcando las costillas o moviendo mucho el abdomen) y que se escuchen “silbidos” u otros ruidos al auscultar al niño. Como consecuencia, algunos niños pueden tener dificultad para alimentarse, y a veces pueden presentar algún vómito o atragantamiento.
Los pacientes con bronquiolitis pueden tener fiebre, aunque no suelen tener infecciones bacterianas acompañantes que precisen antibióticos.

¿Cuándo debo consultar a mi pediatra?

Ante la sospecha de que el niño/a respira más rápido o más agitado de lo normal, es necesario que consulte a su pediatra para que le examine.
Debe acudir urgentemente al médico si:

-Respira muy agitado
-La piel se hunde en las costillas
-Rechaza o presenta dificultad para ingerir los alimentos
-Está muy agitado o bien muy dormido.
-La fiebre es muy alta.
-Emite un quejido al respirar.
-Presenta color azul en los labios o las uñas espontáneamente o con la tos.
-Hace pausas respiratorias.

¿Existen niños más vulnerables que otros?

Sí. Los nacidos prematuros y los que presentan otros problemas de salud como enfermedades de corazón, de los pulmones y deficiencias inmunológicas. En este grupo de niños deben extremarse las medidas de prevención de la enfermedad.
En alguno de estos niños puede ser de utilidad durante los meses que dura la estación de los virus respiratorios (otoño e invierno) la administración preventiva de forma mensual de un anticuerpo (defensas) contra el VRS llamado palivizumab. Este tratamiento se suele administrar en el hospital donde estos pacientes acuden a control periódicamente.

¿Qué estudios pueden ser necesarios durante la infección?

Cuando un niño tiene una bronquiolitis clara no suele ser necesario hacer ningún estudio. Si el niño tiene que ingresar, podría ser que su médico recoja una muestra de moco nasal para buscar qué virus está causando la infección para separar a su hijo de otros con virus diferentes. Durante el ingreso se suele medir de forma continua o puntualmente la oxigenación de la sangre con un sensor que emite una luz roja que se pone habitualmente en los dedos de las manos o los pies. Si el niño o niña presenta fiebre o la evolución es diferente de la habitual, en ocasiones puede ser útil obtener una radiografía de tórax, estudios de orina o de sangre.

¿Cuánto tiempo dura?

En niños previamente sanos, la enfermedad dura entre 7 y 12 días, pero la tos puede persistir durante muchos más días. Algunos niños, después de haber tenido una bronquiolitis, y especialmente durante el primer año después de ésta, cuando se vuelven a resfriar pueden volver a tener dificultad respiratoria. Es conveniente visitar a su pediatra siempre que aparezca dificultad respiratoria o cualquiera de los síntomas de alarma anteriormente citados.

¿Qué tratamiento puedo hacer en mi casa?

-Los bebés respiran predominantemente por la nariz, si está obstruida por la mucosidad pueden tener dificultad para respirar. Por lo tanto, antes de comer y de dormir conviene despejarles las fosas nasales haciendo un lavado nasal (poner suero fisiológico y aspirar la mucosidad).
-Elevar un poco la cabecera de la cama/cuna ayuda a respirar algo mejor.
-Si el niño o niña tiene fiebre se pueden administrar antitérmicos como el paracetamol y el ibuprofeno (este último, en mayores de 6 meses), y también medidas físicas (destapar al niño o baños con agua templada).
-Los niños con bronquiolitis tienen poco apetito, se cansan durante las tomas con facilidad y pueden presentar vómitos y atragantamientos. Para ayudarles se deben fraccionar las tomas (administrar menos cantidad de alimento pero más frecuentemente).
-La mayoría de los medicamentos que se han probado para la bronquiolitis no han demostrado mejorar los síntomas. Pero puede que su pediatra le recete algún tratamiento inhalado. No use medicamentos que no le recete su médico.
¿Qué remedios NO deben utilizarse en la bronquiolitis?

Los jarabes para la tos, los mucolíticos y los descongestionantes nasales no deben utilizarse y pueden ser perjudiciales.
¿Se deben dar antibióticos a los niños con bronquiolitis?

La bronquiolitis está producida por virus, y por lo tanto, no responde al tratamiento con antibióticos.
¿Cómo puedo prevenir la bronquiolitis?

-La bronquiolitis se transmite de persona a persona, por lo que las personas que presenten una infección respiratoria, aunque sea un simple catarro, deben lavarse las manos frecuentemente, especialmente antes y después de tocar al niño o alguno de los objetos que él utiliza.
-Es también importante evitar los lugares concurridos, especialmente donde haya muchos niños (como guarderías y parques infantiles).
-Se debe evitar totalmente la exposición al humo de tabaco.
-Se recomienda la lactancia materna, ya que los niños que la toman están más protegidos contra la bronquiolitis.
-Hasta el momento no existe una vacuna para prevenir la enfermedad, aunque está en estudio y desarrollo.


Información extraída de la Guía de Práctica Clínica sobre Bronquiolitis Aguda. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y Política Social. Agència d’Avaluació de Tecnologia i Recerca Mèdiques; 2010. Guías de Práctica Clínica en el SNS: AATRM. Nº 2007/05.

Fuente: Asociación Española de Pediatría

martes, 17 de abril de 2012

Y cumplimos 3 años....

Hoy cumplimos 3 años desde que aparecimos por primera vez en la red el 18 de Abril de 2009. Superado el cuarto de millón de visitas, con cerca de quinientas entradas y estar certificados como una web médica acreditada,  son factores por los cuales  podemos considerarnos muy satisfechos durante esta andadura, aunque a veces flaqueen las fuerzas para seguir adelante.
Esas fuerzas la siguen dando ustedes que, aunque no escriben comentarios, nos leen y nos siguen bien a través de la pagina del blog o de facebook.
Desde que empezamos seguimos manteniendo  la misma política, altruista 100%, a pesar de que son muchos los bombardeos varios para que incluyamos publicidad en el blog.
Solo decirles  para terminar que MUCHAS GRACIAS a ustedes fieles seguidores de Medicina, Vida y Salud.

viernes, 13 de abril de 2012

Casi la mitad de los casos de cáncer podrían prevenirse

Casi la mitad de los casos de cáncer que se detectan cada año pueden prevenirse, ya que están relacionados con hábitos poco saludables como el tabaco, el alcohol o la mala alimentación.
Muchas personas creen que el cáncer está en los genes y es cuestión de azar, sin embargo los expertos apuntan en la dirección de que el cáncer es una enfermedad, que tenemos el poder de cambia".
En concreto, cada año hay cerca de 134.000 nuevos casos en los que diferentes factores ambientales o hábitos de vida poco saludables se combinan de una forma u otra causando el desarrollo de esta dolencia.
En total se han identificado hasta 14 factores ambientales, entre los que el tabaco se sitúa como el primer factor previsible, al estar detrás del 23 de los tumores masculinos y del 15,6% de los femeninos.
Y en este tema hayt diferencias por sexos. Así, mientras en mujeres los factores de riesgo más frecuentes son el sobrepeso, el virus del papiloma humano o la exposición al sol o a las cabinas de rayos UVA, en los hombres resulta más dañino la falta de frutas y verduras en la dieta el alcohol o los factores de riesgo laboral, como estar expuestos a productos químicos.
No imaginábamos que comer frutas y vegetales resultase tan importante a la hora de proteger a los hombres contra el cáncer. O, entre las mujeres, que el sobrepeso representara un factor de mayor riesgo que el alcohol.
Algunos de los factores de riesgo están perfectamente descritos, como el vínculo del tabaco con el cáncer de pulmón, aunque hay otros que son menos conocido.
Por ejemplo, y en el caso de cáncer de mama, cerca de una décima parte del riesgo tiene su origen en el sobrepeso o la obesidad. Asimismo, en cuanto al cáncer de esófago o garganta, el 50% del riesgo proviene de comer muy pocas frutas y vegetales, mientras que sólo una quinta parte del riesgo se relaciona con el alcohol.
En el cáncer de estómago, un quinta parte del riesgo se debe al uso excesivo de sal en la dieta, y otros, como el de vesícula biliar, no tienen que ver con el estilo de vida.
Y aunque un estilo de vida saludable no garantiza que una persona no vaya a tener cáncer, sí podemos aumentar significativamente las probabilidades a nuestro favor. Por tanto, deberíamos tratar de hacer todo lo que esté a nuestro alcance.

martes, 10 de abril de 2012

Alimentos que ayudan a luchar contra la tensión alta

Mantener una presión arterial normal es muy importante ya que la hipertensión aumenta significativamente el riesgo de sufrir varias enfermedades peligrosas tales como derrames cerebrales, insuficiencia renal u otras enfermedades cardíacas. Algunas frutas y verduras tienen grandes beneficios a la hora de controlar la presión arterial.
La presión arterial alta es muy peligrosa ya que a menudo no muestra ningún síntoma. Ciertas investigaciones muestran que incluir algunos alimentos como frutas y hortalizas en su dieta diaria puede ayudar a disminuir la presión arterial. Estos son algunos de ellos:

1. Remolacha
La remolacha contiene pigmentos llamados antocianinas, de acción antioxidante y que le dan su color característico. Los antioxidantes bloquean el efecto dañino de los radicales libres.
La relación entre antioxidantes y la prevención de enfermedades cardiovasculares es hoy una afirmación bien sustentada. Se sabe que es la modificación del llamado "mal colesterol" (LDL-c) la que desempeña un papel fundamental en el inicio y desarrollo de la aterosclerosis. Los antioxidantes bloquean los radicales libres que modifican el llamado mal colesterol, con lo que contribuyen a reducir el riesgo cardiovascular y cerebrovascular. Por otro lado, unos bajos niveles de antioxidantes constituyen un factor de riesgo para ciertos tipos de cáncer y de enfermedades degenerativas. Una investigación realizada muestra que beber jugo de remolacha puede bajar la presión arterial. Esto se debe a la remolacha contiene nitratos que pueden ayudar a disminuir la presión arterial.
El mecanismo que causaría esto es que los niveles de nitratos inorgánicos en el fruto de remolacha se convierten en gas óxido nítrico cuando se come. Este gas ayuda a mantener los vasos sanguíneos abiertos y relajados, de modo que la presión arterial disminuye. Sin embargo, este efecto es más evidente en los hombres en comparación con las mujeres.

2. Espinacas
El folato, que es básicamente un formato de vitamina B soluble que se encuentra en las espinacas y el brócoli, puede contribuir a bajar la presión arterial. Las espinacas son una fuente muy importante de sustancias de acción antioxidante. Los antioxidantes bloquean el efecto dañino de los radicales libres. La respiración en presencia de oxígeno es esencial en la vida celular de nuestro organismo, pero como consecuencia de la misma se producen unas moléculas, los radicales libres, que ocasionan efectos negativos para la salud por su capacidad de alterar el ADN (los genes), las proteínas y los lípidos o grasas. Existen situaciones que aumentan la producción de radicales libres, como el ejercicio físico intenso, la contaminación ambiental, el tabaquismo, las infecciones, el estrés, dietas ricas en grasas y la sobre exposición al sol.
Se sabe que es la modificación del llamado "mal colesterol" (LDL-c) la que desempeña un papel fundamental en el inicio y desarrollo de la aterosclerosis. Los antioxidantes bloquean los radicales libres que modifican del mal colesterol. Bajos niveles de antioxidantes constituyen un factor de riesgo cardiovascular, de cáncer y enfermedades degenerativas.

3. Cítricos
Según un estudio publicado en revistas científicas se examinaron los efectos del citrato de potasio en plátanos y cítricos, y el potasio de los suplementos. Los científicos encontraron que ambas formas de potasio son eficaces en la reducción de la presión arterial en pacientes con hipertensión en fase 1.

4. Plátanos, Manzanas y Peras
Los resultados de otro estudio que investigó los efectos de los suplementos de magnesio en los adultos que tienen sobrepeso, encontraron que las personas que habían tomado magnesio en su alimentación tenían cifras menos elevadas. El magnesio está ampliamente disponible en los plátanos, manzanas, naranjas y peras.

5. El chocolate negro
Por último, traemos relativas buenas noticias para las personas con hipertensión. Según un estudio publicado hace unos meses parece ser que comer chocolate negro podría tener beneficios para reducir la reducir la presión arterial. Los investigadores llegaron a la conclusión que sus metabólitos producen cierta dilatación en los vasos sanguíneos que podría ser beneficiosa para pacientes con hipertensión. Pero los chocolates que serían beneficiosos, son sólo aquellos con un alto porcentaje de cacao. Es decir, el chocolate negro o muy oscuro. El resto de chocolates, tratados industrialmente, con azúcares añadidos y leche, así como los elementos de bollería y demás, no sólo no tienen el mismo efecto, sino que muchos de ellos pueden contener aditivos perjudiciales, para nada recomendables para personas con hipertensión.

viernes, 6 de abril de 2012

Remedios naturales frente el estreñimiento

Por: Juliana Martin Alonso
Enfermera
Hoy les traemos unos remedios caseros para el estreñimiento con ingredientes naturales como peras, uvas, papaya y aceite de oliva.
El estreñimiento es una enfermedad muy frecuente que afecta a una gran parte de la población, donde el intestino se mueve mucho más lento de lo normal y no se vacía completamente. Este problema es la causa principal de muchas enfermedades, ya que las toxinas que desecha el organismo se quedan acumuladas y pueden llegar a entran al torrente sanguíneo, y de ahí a todas las partes del cuerpo. La apendicitis, el reumatismo, la artritis, la hipertensión, las cataratas y el cáncer son sólo algunas de las enfermedades para las que el estreñimiento crónico es un factor importante que hace que aumente las posibilidades de desarrollarse.
Los síntomas más comunes de estreñimiento son las irregularidades o dificultades en la eliminación de materias fecales duras. Incluso los síntomas como lengua sucia, mal olor, dolores de cabeza, depresión, insomnio, pérdida de apetito, mareos, úlceras en la boca, mareos y acidezza son clásicos para los que sufren de estreñimiento.
La causa más importante dle estreñimiento crónico es el llevar una dieta con poca fibra y un estilo de vida inadecuado. El consumo de alimentos con bajo contenido en vitaminas y minerales, el consumo insuficiente de agua o el consumo excesivo de carne, café y té, pueden potenciarlo. también el no masticar adecuadamente y bien puede crear problemas de estreñimiento y el mal funcionamiento del intestino.
La falta de actividad física es fundamental en el desencadenamiento de estreñimiento, por ello, es importante llevar a cabo un hábito de eliminación intestinal irregular y cuando esto no sea así podemos intentarlo con remedios naturales como los que nombramos a continuación.
Por ejemplo, las peras son muy eficaces en el tratamiento del estreñimiento. Los pacientes que sufren de estreñimiento crónico pueden aportar a su dieta el zumo de pera o un par de piezas de pera después del desayuno y en unos días y con un poco de paciencia podrá obtener el efecto deseado.
La uva también ha demostrado ser muy útil como un remedio natural para el estreñimiento. La combinación de las características de la celulosa, el azúcar y de ácidos orgánicos de la uva la hace un alimento laxante. Consumir una buena ración de uvas diariamente puede hacerle lograr el objetivo.
La naranja es otro remedio natural para el estreñimiento. El consumo de una o dos naranjas al levantarse puede ayudar a prevenir la acumulación de residuos de alimentos en el colon.
De todas las verduras, las espinacas se consideran los alimentos más importantes para el aparato digestivo. Las espinacas contienen material orgánico excelente para la limpieza, reconstrucción y regeneración de los intestinos. Consumir dos veces al día una ración de espinaca cruda, mezclada con una cantidad igual de agua es un excelente remedio natural para el estreñimiento.
En resumen, el factor más importante para curar el estreñimiento es llevar a cabo una dieta natural y simple basada en alimentos procesados tales como granos integrales, la miel, lentejas, vegetales verdes, frutas frescas y los productos lácteos como la mantequilla y la nata. Recuerde masticar adecuadamente los alimentos, evitar comidas irregulares y comer despacio. Procure evitar todos los productos de harina blanca, arroz, pan, pasteles, tartas, galletas, queso, carne, azúcar y huevos en exceso.

martes, 3 de abril de 2012

Propiedades del hinojo

El hinojo comparte con el resto de verduras y hortalizas su escaso aporte energético, si bien es una verduras rica en hidratos de carbono y fibra.
La variedad y cantidad vitamínica es discreta y sobresalen en su composición los folatos, la vitamina B3 y la provitamina A, aunque en menor cantidad que en la mayoría de las verduras. Además del potasio, el mineral más abundante con diferencia, el hinojo también contiene humildes cantidades de fósforo, calcio y magnesio.
En la composición del hinojo abunda un aceite etéreo, el anetol, que, aunque está repartido por toda la planta, se concentra en mayor medida en las semillas. A esta sustancia se le atribuye la acción digestiva y carminativa del hinojo.
Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.
El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Participa en el equilibrio acuoso dentro y fuera de la célula.
Su agradable sabor y su distinguido perfume convierten al hinojo en una hortaliza curiosa que puede resultar apetecible para incluirlo en la dieta habitual y en todas las edades.

Si se atiende a su escaso valor calórico, el hinojo es ideal para utilizarlo en los menús de quienes siguen dietas de adelgazamiento. Además, por su abundante contenido en fibra produce saciedad, de manera que se reduce el apetito, lo que resulta muy útil en estos casos.

El principal principio activo que le confiere las propiedades carminativas al hinojo es su aceite esencial rico en anetol. También contiene otros compuestos que inciden en su esencia como el estragol. El consumo de hinojo tonifica los procesos digestivos, favorece la digestión de los alimentos, contribuye a expulsar los gases, reduce la hinchazón y ayuda a aliviar los dolores gástricos que aparecen como consecuencia de la flatulencia.
Los bulbos se pueden consumir como cualquier otra verdura o se pueden añadir a distintos platos para que éstos resulten más digestivos. Por ello, el consumo de esta planta se recomienda en caso de dispepsia o malas digestiones, indigestión, pesadez de estómago u otros trastornos gástricos.
Por su elevado contenido de fibra favorece el tránsito intestinal, por lo que el consumo de hinojo previene o mejora el estreñimiento. Asimismo, a la fibra se le atribuyen otras propiedades. Ayuda a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia en las personas que tienen diabetes.
Además, el hinojo tiene un suave efecto diurético, favorece la producción y eliminación de orina y de las sustancias que en ella van disueltas gracias a su elevado contenido en agua y en potasio. Su consumo puede ser útil para quienes padecen hipertensión, retención de líquidos, hiperuricemia, gota o artritis.

Fuente: EROSKI CONSUMER