martes, 28 de febrero de 2012

El proceso de empezar a caminar de un bebé

Al nacer, las piernas de tu bebé no son los suficientemente fuertes como para sostener su cuerpo, sin embargo el recién nacido posee el "reflejo de la marcha". Puedes comprobarlo si lo sostienes por debajo de las axilas y lo pones con los pies apoyados sobre una superficie dura. Verás que dará unos cuantos pasos que le permiten avanzar. Este reflejo desaparecerá luego de los 2 meses y no podrá caminar más hasta más adelante, luego de un largo aprendizaje.

A los 5 meses comenzará a flexionar sus piernas de arriba hacia abajo si lo colocas sobre tus muslos, fortaleciendo de esta forma sus músculos durante los próximos 2 meses, mientras continúa desarrollando y perfeccionando otras habilidades como darse vuelta, sentarse y gatear.

A los 8 meses tu bebé tratará de incorporarse y mantenerse parado con la ayuda de algún mueble. Luego de un par de semanas comenzará a desplazarse moviéndose de un mueble a otro, como también podría ser capaz de mantenerse parado sin apoyo. Desde este momento tu bebé puede dar sus primeros pasos con la ayuda de un adulto o levantar un objeto del piso mientras está parado. Es muy importante en este período estar muy atento a los objetos que pueda alcanzar para evitar accidentes.

A los 9 ó 10 meses tu bebé aprenderá a doblar sus rodillas y a sentarse desde la posición de pie. Este es un gran logro ya que se requiere suficiente fuerza y equilibrio en las piernas para lograrlo.

Probablemente a los 11 meses tu bebé podrá agacharse, sentarse en cuclillas o tal vez caminar si lo sostienes de la mano, aunque no se atreverá a dar sus primeros pasos por sí solo hasta dentro de algunas semanas más. Los primeros pasos suelen darlos en puntas de pie y con los pies apuntando hacia afuera.

Y ya hacia los 13 meses la mayoría de los bebés comienzan a caminar solos, mientras que otros pueden demorarse más y seguirán perfeccionado el desplazarse con la ayuda de un mueble durante algunos meses. Esto dependerá de su valentía, su voluntad y de la fortaleza y el tono muscular que tenga.

Los primeros pasos serán inestables, torpes, con las piernas separadas y si no se sabe poner de cuclillas se dejará caer o se sentará para frenarse luego de dos o tres pasos. Luego de 15 días el bebé se sentirá más seguro y podrá dar sus pasos verdaderos, llenos de soltura y coordinación.

Luego de haber logrado este gran paso hacia su independencia el niño comenzará a mejorar y perfeccionar su movilidad de forma precisa. A continuación te explicamos cómo lo hará:
A los 14 meses el niño ya es capaz de pararse solito. Puede ponerse en cuclillas, volver a pararse y tal vez caminar hacia atrás.
A los 15 meses el niño ya es un buen caminante y disfruta jugar con sus juguetes mientas camina por todos lados.
A los 16 meses el niño sentirá curiosidad de subir y bajar escaleras aunque tal vez no se anime a hacerlo solito hasta dentro de algunos meses más. Recuerda de mantener las escaleras protegidas con puertas porque en su afán de investigar nuevos horizontes puede sufrir caídas peligrosas.
A los 18 meses el niño desarrolla perfectamente la marcha. Le gustará subirse y trepar sobre los muebles como también subir escaleras. También puede intentar patear una pelota o bailar al ritmo de la música
A los 25 ó 26 meses los pasos del niño son más rápidos y como los adultos utilizará todo el pie para caminar, desde el talón hasta el dedo gordo. También seguramente comenzará a saltar si perder el equilibrio.
A los 3 años todos los movimientos básicos pasarán a segundo plano y los realizará naturalmente. Tendrá la suficiente destreza para caminar, pararse, correr, saltar aunque algunas habilidades como caminar en puntas de pie puede requerirle más esfuerzo y concentración.

Fuente: Babysitio