viernes, 23 de diciembre de 2011

Propiedades del Magnesio

El magnesio, metal alcalino, es el elemento más prolífico de la corteza terrestre y uno de los minerales más abundantes en el cuerpo humano (0,05% del peso total del organismo). La distribución del magnesio en
adultos en el hueso 55%, en músculo 27% y en tejidos blandos 20%. Alrededor del 80% está ionizado y es difusible. El resto va ligado a proteínas séricas. El magnesio es el segundo catión del medio intracelular. Tiene una participación fundamental en la actividad electrolítica de las células, en el equilibrio ácido-base y en los fenómenos de óxidorreducción. Juega un papel fundamental en la respiración celular y en los intercambios celulares. Nos podemos hacer una idea de la importancia de esta acción, reteniendo que es debido a este juego que la célula asegura sus necesidades y expulsa los desechos.
El magnesio juega un papel crucial en el metabolismo de los seres vivos; de hecho, participa como coenzima en 350 enzimas. Desempeña un papel fundamental en el metabolismo de los lípidos, de los glúcidos y de las
proteínas. Interviene en el metabolismo de los carbohidratos. Activa enzimas del proceso glicolítico, para oxidar la glucosa (fosforilación oxidativa). Activa otras muchas enzimas como la fosfatasa alcalina, la hexoquinasa, la fructoquinasa, la creatina, las fosforilasas, la difosfopiridina y la fosfoglucomatasa.
Interviene en el metabolismo de las proteínas como coenzima de la síntesis que tiene lugar en los ribosomas celulares.
También toma parte en la transferencia de grupos metilo (transmetilación) y en la activación de formiato. Es cofactor en las reacciones de descarboxilación. El magnesio en el citoplasma participa en la síntesis de ATP, cada molécula del citoplasma celular de ADP y de ATP está conectada al magnesio, que la estabiliza y permite el uso en un momento de necesidad. Así pues, activa todas las reacciones bioquímicas en las que interviene el ATP, importante para los huesos, activa también muchas enzimas, fundamentalmente en la
biosíntesis de ADN y ARN. Preside los mecanismos de transporte iónico.Permite la contracción muscular y la función de las bombas de las células. En la célula, el magnesio activa las bombas del sodio y del calcio que
expulsan sodio y calcio fuera de la célula contra gradiente, consumiendo grandes cantidades de energía. De esto se puede desprender que el magnesio es muy importante para el metabolismo del calcio, del potasio y del fósforo, así como para las funciones de la vitamina C. Es antagonista del calcio, efectivo contra la deposición de cal.

El magnesio es esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y músculos, puesto que participa en la transmisión de los impulsos nerviosos y es activador de las contracciones musculares. Está presente en los tejidos óseos, ejerce una actividad como la de la vitamina D, en la medida en que participa en la acción reguladora de la osificación, en el equilibrio fosfo-cálcico.
El magnesio es el relajador corporal por excelencia. Es un sedante nervioso, puesto que disminuye la excitabilidad eléctrica del organismo. Cuando falta en funciones metabólicas vitales, lo extraemos sin contemplaciones de huesos y músculos provocando un desequilibrio calcio/magnesio, a favor del calcio. El exceso del calcio en estos tejidos se traduce en la incapacidad de relajar la musculatura, lo cual, provoca contracturas, fatiga y calambres musculares.

El magnesio debería estar presente en la higiene de todos los individuos, particularmente en la tercera edad, debido al desequilibrio mineral que marca esta fase de la existencia y un signo de envejecimiento, sobre todo
por lo que concierne al tejido óseo.