viernes, 9 de diciembre de 2011

El equilibrio en la dieta

Por: Dr Sergio Martinez cuellar
Médico homeópata
Por alguna u otra razón, tomamos la decisión de realizar algun tipo de dieta. Nos damos cuenta de que hay gran cantidad de ellas, todas tiene sus ventajas y sus inconvenientes. No obstante, después de haber consultado, nos declinamos por una en concreto y comenzamos a seguir su plan de alimentación.
Bien, independientemente de la dieta que hallamos decidido seguir, o bien si no nos ha convencido ninguna, nosotros, sí podemos hacer algo para mejorar nuestro rendimiento alimenticio y conseguir unos buenos resultados, alcanzando un estado de equilibrio.
Para empezar, lo primero es tomarse en serio nuestra alimentación, no me refiero a que elijamos bien nuestros alimentos, sino a la hora de comer. Tenemos que estar serenos. La comida es un acto que necesita de todos nuestros sentidos. Si estamos muy preocupados, ansiosos, inquietos, mejor no comer.
A la hora de comer hemos de sentarnos, ser consciente de lo que tenemos delante, de lo que vamos a comer. Hacerlo despacio, introduciendo pequeños trozos en la boca de manera que sean facilmente masticables. Masticarlos bien a fin de que el alimento sea perfectamente digerible al haber sido adecuadamente mezclado con las enzimas salivares.
Seamos conscientes de su sabor, textura, aroma, esencia, a fin de que el organismo reconozca el alimento como propio.
Que en su alimentación predominen los elementos vivos (frutas y verduras).
Cene suave, preferentemente verduras.
Cuando coma no llene su estómago, deje al menos un cuarto de su capacidad sin llenar a fin de favorecer el proceso de la digestión.
No deje de beber agua, preferente en las primeras horas del dia.
Haga ejercicio, al menos camine 45 minutos diarios.
Medite a ser posible todos los dias.