martes, 20 de septiembre de 2011

Consejos para la lumbalgia

La lumbalgia o lumbago es un término utilizado para denominar al dolor en la zona de la espalda baja, en la zona lumbar, causado por un síndrome músculo-esquelético, es decir, trastornos relacionados con las vértebras lumbares y las estructuras de los tejidos blandos como músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales. Es importante realizar un adecuado diagnóstico del origen del dolor ya que puede ser una lumbalgia inespecífica, como ocurre en la mayoria de las ocasiones, pero puede estar originada por otras causas mucho más raras como problemas de hernia discal, osteoporosis, artropatías, infecciones, cáncer, etc .
¿Quién no ha padecido este mal despues de realizar un esfuerzo?, entonces uno se plantea  ¿qué puedo hacer para que nunca me repita la lumbalgia? ya que más de la mitad de las personas que se recuperan de un episodio de lumbalgia aguda volverán a sufrirlo otra vez en los años siguientes y lo más probable es que se recupere totalmente de cada nuevo episodio.
Para evitar nuevos episodios de lumbago podemos seguir unas normas sencillas:
1. Coloque sus pies en un banquito si va a estar sentado mucho tiempo.
2. Si tiene que estar de pie, ponga uno de los pies sobre un banquito bajo.
3. En la cama, póngase boca arriba con una almohada bajo su espalda, o duerma de lado con las rodillas flexionadas y una almohada entre ellas.
4. Incorpórese de manera gradual a las actividades cotidianas.
5. Si debe levantar pesos, mantenga el objeto cerca de su cuerpo.
6. Pierda peso en caso de obesidad.
7. No permanezca mucho tiempo sentado o de pie. Procure realizar cada 2 horas ejercicios de estiramiento de la musculatura lumbar: en posición de pie inclinarse hacia adelante y atrás.
8. Usar zapatos confortables con poco tacón.
9. Ajustar la mesa de trabajo o del ordenador a una altura adecuada a su estatura.
10. Usar sillas que apoyen la parte baja de la espalda y pueda reclinarse.

Mas informacion en: http://www.espalda.org/index.asp