miércoles, 3 de agosto de 2011

Más beneficios sobre el agua de mar

Dr. Sergio Martínez Cuéllar
El Dr. Martínez Cuéllar nos sigue hablando esta semana de los beneficios del agua de mar para la salud, eso sí agua limpia y pura que es difícil encontrar por nuestros lares:
Es notable que la respiración es mucho más sencilla y agradable cuando nos encontramos cerca del mar. Esto se debe, en buena medida, a que la atmósfera y altura son más amigables que en una ciudad, pero también podría tener su origen en las propiedades salinas del ambiente. En efecto, la administración de agua marina en spray y, en ocasiones como bebida (unos 20 o 30 minutos antes de la comida o, al menos, una hora y media después de la misma), favorece ampliamente el combate a enfermedades como:
Gripe y resfriado. Padecimientos generados por virus que se presentan en vías respiratorias superiores (nariz y garganta); sus síntomas incluyen malestar general, obstrucción nasal, estornudos, tos seca poco frecuente y, a veces, ligera elevación de la temperatura corporal.
Sinusitis. Obstrucción y congestión de los senos paranasales (cavidades en los huesos del cráneo que se conectan a las fosas nasales), casi siempre por infección. Ocasiona dolor de cabeza muy intenso, secreción de moco y fiebre.
Rinitis alérgica. Irritación nasal que produce estornudos, comezón, lagrimeo, nariz tapada, secreciones nasales abundantes y falta de olfato. Suele ser persistente y se desencadena por el contacto con elementos irritantes (alergenos), como humo, polvo o pelo de animales.
Faringitis. Inflamación de la faringe (parte alta de la garganta) que provoca dolor e irritación. Es causada por microorganismos, contaminación y consumo de tabaco.
Resequedad nasal. Puede deberse a otros padecimientos, como rinitis, o por contaminación ambiental y fumar. Ocasiona molestias al respirar, irritación y, en muchos casos, sangrado por la nariz.
Otitis. Inflamación de los oídos que se debe principalmente a una infección en garganta o fosas nasales, que se extiende hacia el sistema auditivo a través de los conductos (trompas de Eustaquio) que permiten la comunicación entre dichas estructuras.
Bronquitis. Enfermedad de los bronquios o estructuras internas de los pulmones. Se debe a virus, bacterias, contaminación o exposición a humo de cigarro, la cual genera tos, respiración silbosa (forma ruido de silbido) y cansancio. El uso de agua marina en spray se aconseja como mero auxiliar, habiendo especialistas europeos que prefieren tratar este problema vía oral.
Asma. Obstrucción del aparato respiratorio debido a la inflamación de los conductos que llevan aire a los pulmones, como consecuencia de exagerada sensibilidad o alergia a alergenos. Genera tos, sensación de ahogo y favorece la aparición de infecciones respiratorias. También se suele recomendar el uso de solución oral en su tratamiento.
Además de activar la circulación de líquidos a nivel molecular, el agua de mar aplicada como spray ha probado su eficacia para humectar y limpiar las fosas nasales, la parte alta de la garganta y los senos paranasales, en cuyo interior se encuentran pequeños “cabellos” (cilios) que tienen la función de “barrer” o detener bacterias y otras partículas, arrastrándolas hacia la faringe para que ahí sean deglutidas. De esta manera, ha mostrado ser de gran utilidad en problemas de obstrucción nasal, e incluso puede emplearse como preventivo en época de invierno o por quienes padecen alergia.