lunes, 1 de agosto de 2011

Dolor en los pies

Los pies suelen ser las partes más olvidadas de nuestro cuerpo. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que son éstos los que soportan la carga del cuerpo durante el día. El dolor de pies aparece cuando la tensión de los músculos de la planta del pie ocasiona molestia al caminar o al estar de pie durante por mucho tiempo. Pero también puede estar causado por algunas afecciones que hay que tratar, aquí les traemos las más frecuentes:

Los Juanetes o Hallux Valgus son prominencias óseas de gran tamaño que se localizan en la base del dedo gordo del pie o en la parte interna de éste, en las que existe una desviación de la posición normal del hueso que produce dolor y deformidad. Normalmente éstas son ocasionadas por la fricción de los zapatos y la compresión del dedo deformado hacia los dedos medios que provoca una imperfección inversa del dedo pequeño. Los juanetes pueden ponerse rojos, doler e infectarse. Suelen requerir cirugía y en ocasiones es necesario administrar antiinflamatorios para el dolor. Otra causa frecuente son los zapatos de punta estrecha. Aunque las plantillas y los protectores del juanete, así como los zapatos de piel suave pueden proporcionar cierto alivio, no son el mejor tratamiento.

Otra causa de dolor en los pies puede ser la aparición de Verrugas que son carnosidades que aparecen solas o en grupos, causadas por virus ubicados en la planta del pie. Existen algunos preparados para eliminarlas, pero lo recomendable es acudir al ortopedista o al dermatólogo. Nunca deben cortarse, pues pueden sangrar e infectarse.

Los Espolones a veces también causa estragos a nivel de los pies por el dolor tan intenso que ocasionan, se trata de depósitos de calcio localizados en el talón del pie, causados por una brevedad del tendón de Aquiles, que llegan a ser muy dolorosos. Para tratarlos se utilizan plantillas, ejercicios de alargamiento de tendón y dispositivos para dar soporte al pie. En contados casos se requiere intervenir quirúrgicamente, pero la probabilidad es muy baja.

El dolor del talón puede deberse a muchas causas, entre ellas a pies planos valgos o varos. Las plantillas son útiles para aliviar el dolor. Sin embargo, antes de utilizarlas es recomendable que los niños sean valorados por un ortopedista y no por el personal donde se venden dichas plantillas.