lunes, 11 de julio de 2011

Consejos para evitar la caída del cabello

En cuanto a temas como la caída del cabello hay muchas dudas; aquí intentaremos dar luz a algunas de ellas.
 Numerosos anuncios publicitarios ofrecen productos para prevenir la caída del pelo. Sin embargo, sólo dos han demostrado su eficacia en estudios científicos. El minoxidil, una solución tópica, y el finasteride, por vía oral. Si se utilizan bien, consiguen frenar la caída del cabello.
Hay que tener en cuenta, señalan los dermatólogos, que la calvicie no se desarrolla ni en un año ni en cinco; lo hace desde el momento en que empieza hasta que la persona se muere, por lo que el tratamiento preventivo debería realizarse siempre. Si se deja, el trastorno se reinicia.
El pelo no se cae de repente. El proceso es progresivo. Cae un pelo y sale otro más débil. En definitiva, va perdiendo fuerza poco a poco. Dependiendo de la fase en la que se encuentre, sí se puede recuperar. Pero cuando desaparece del todo, la única vía que queda es la cirugía, con microinjertos capilares. El único requisito es que la persona conserve cabello suficiente en otras zonas para realizar el trasplante.
Afecta al 12%-20% de las mujeres de 30 años y a más del 41% de las de 70 años. La alopecia androgénica está muy relacionada con el exceso de testosterona y las mujeres, en principio, tienen tasas muy bajas de esta hormona. "Cuando experimentan alteraciones hormonales y aumenta la testosterona (ovario poliquístico, menopausia, etc.), entonces el riesgo también incrementa.
Lavarse el pelo todos los días no favorece la caída del cabello. El champú no hace que el pelo caiga. El cabello que se desprende con los lavados está previamente dañado o ‘enfermo’. El pelo que cae al lavarlo lo haría también al peinarlo o incluso con el simple roce de la almohada. Sin duda, el cabello puede lavarse a diario. Lo ideal, en una persona sana, es un producto de uso frecuente, sin más indicación. Ni los antigrasa ni los anticaída tienen ningún efecto especial. Sólo los anticaspa pueden ayudar a corregir la descamación del cuero cabelludo.
Puede afectar a la raíz del cabello todas las acciones que supongan una fuerte tracción del pelo (el uso de las planchas del pelo, peinados agresivos, pequeñas y finas trenzas, las extensiones, coletas, moños, etc.). Al tirar del cuero cabelludo, se genera inflamación del folículo y se produce pelo de peor calidad. Al cabo de mucho tiempo, siempre y cuando este tipo de acciones se repitan con frecuencia, pueden aparecer zonas con menor densidad de pelo, lo que se conoce como alopecia por tracción.
El peinado debe ser poco traumático, cuanto más corto sea el cabello, mejor. En cualquier caso, es conveniente elegir un peine de púas anchas y separadas y, en cuanto al material, los metálicos son más higiénicos.
En la medida de lo posible, se recomienda utilizar poco el secador, pero si no queda más remedio, seleccionar una temperatura soportable, a una distancia prudencial y con mucho movimiento, para no deteriorar el pelo.

Fuente: El Mundo.

Si quieren más información sobre la caída del pelo, causas y tratamientos pueden acceder a esta otra página: caida de cabello en mujeres