viernes, 1 de julio de 2011

Atención a la seguridad alimentaria

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha endurecido las recomendaciones sobre el consumo de espinacas o acelgas en los purés de los bebés menores de un año, o de pescados como el atún o el pez espada para mujeres embarazadas y niños menores de tres años; debido al elevado contenido en estos alimentos en mercurio (grandes peces), cadmio (crustáceos) y nitratos (hortalizas).
La AESAN, en base a unas conclusiones de la Agencia Europea de la Seguridad Alimentaria, ha decidido recomendar por primera vez a los padres, como ya venían haciendo los pediatras, que no incluyan espinacas ni acelgas en los purés de los bebés menores de un año y, en caso de hacerlo, que no representen más de un 20% del total. Además, no se debe mantener a temperatura ambiente, ya que en estas condiciones pueden duplicar la cantidad de nitrito, por tanto, siempre en la nevera.