viernes, 3 de junio de 2011

Alumnos de Secundaria concluyen el Programa ITES del Servicio Canario de la Salud, reduciendo el tabaquismo en los jóvenes

El consumo global de tabaco por parte de los alumnos que han participado en el Programa de Intervención de Tabaquismo en Enseñanza Secundaria (ITES) durante los últimos seis años ha disminuido en casi un 60% El Ministerio calcula que por cada euro que se invierte en el Programa se puede ahorrar alrededor de 20 euros en asistencia social y sanitaria durante los próximos años El 80% de los fumadores adultos reconoce haberse iniciado en el hábito antes de los 18 años, motivo por el que la OMS recomienda que los programas de prevención del se dirijan a jóvenes de 12 a 16 años
La Dirección General de Salud Pública, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, entregó hoy en el IES Andrés Bello de Santa Cruz de Tenerife los diplomas acreditativos de participación en el Programa de Intervención de Tabaquismo en Enseñanza Secundaria (ITES) a los alumnos de 4º de la ESO que finalizaron este año el Programa, a quienes se les hizo entrega también de un recuerdo por su colaboración. Algo más de 1.300 alumnos han finalizado el Programa ITES, en el que participan actualmente 44 centros de Canarias con el objetivo de proporcionarles información sobre el tabaco y sus consecuencias, modificar algunas creencias y valores equivocados con respecto al consumo y desarrollar habilidades personales y sociales para elegir vivir sin tabaco. El director general de Salud Pública, José Fernando Díaz-Flores Estévez, comentó en el acto celebrado hoy que, una vez evaluados los resultados de los alumnos que han terminado el Programa ITES en los últimos seis años, los datos son muy positivos: ha disminuido el consumo global de tabaco por parte de los participantes en casi un 60% con respecto a la media de Canarias; el descenso se ha producido tanto en chicas como en chicos, y estos resultados se complementan con la buena aceptación que ha tenido el Programa entre los 44 centros participantes. En un informe recientemente publicado por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, se calcula que por cada euro invertido en el Programa se podrían ahorrar 20 en asistencia sanitaria y social en los próximos años. Siguiendo las recomendaciones de la OMS En la estrategia de control de la epidemia de tabaquismo, que es la primera causa de muerte evitable en el mundo, la OMS recomienda una legislación que extienda los espacios libres de humo, un incremento de los precios de las labores del tabaco y la prohibición de la publicidad y la promoción de los productos del tabaco. Junto a estas medidas fundamentales, se recomienda la realización de programas específicos de prevención dirigidos a determinados grupos de población. Dado que más del 80% de los fumadores adultos reconoce haber comenzado a fumar antes de los 18 años, los programas de prevención del tabaquismo deben hacerse a edades muy tempranas, en torno a los 12-16 años. Con este objetivo nació hace 10 años el Programa de Intervención sobre Tabaquismo en Enseñanza Secundaria (ITES). Se trata de un programa basado en actuaciones en la escuela, en concreto en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), que se desarrolla durante los cuatro años que dura ésta La intervención tiene un diseño multidisciplinar y pretende, a lo largo de los cuatro años de Secundaria, proporcionar a los alumnos información relevante sobre el tabaquismo, sus causas y sus consecuencias sobre la salud. También incide sobre las ventajas de una vida sin tabaco. Los alumnos participan en 14 talleres interactivos que tienen como objetivos principales proporcionar información sobre el tabaco y sus consecuencias, modificar algunas creencias y valores equivocados con respecto al consumo y desarrollar habilidades personales y sociales para elegir vivir sin tabaco. Todos los contenidos tienen un diseño específico, sencillo, con materiales que en la actualidad son casi exclusivamente en formato digital y están adaptados a las edades y conocimientos de los alumnos de cada curso. El programa es aplicado por los docentes en cada centro, que previamente participan en unas jornadas anuales de formación. El programa ITES se incluye como una pieza importante en las acciones de prevención y control del tabaquismo en Canarias. Esta es una labor compleja que requiere de la colaboración entre las administraciones sanitarias, las corporaciones locales y diferentes sectores profesionales y sociales.