viernes, 29 de abril de 2011

Los españoles cada vez comemos peor

Los españoles han dado la espalda a la dieta mediterránea, según se desprende de la primera Encuesta Nacional de Ingesta Dietética 2011 en España, que aporta numerosos datos preocupantes, como que el 46% no realice ninguna actividad deportiva.
Además, el sobrepeso y la obesidad que afectan al 56% de los adultos y al 27% de los niños y adolescentes, no son consecuencia de que en este país se coma demasiado, sino de que se come de forma desequilibrada -consumiendo en exceso carnes rojas, refrescos y bollería- y se abusa del sedentarismo.
Sólo el 43% de los españoles consume hortalizas diariamente, y además no se alcanza la cantidad mínima recomendada de tres piezas de fruta al día. Además, y es otro dato preocupante, se consumen más proteínas y grasas de las recomendadas y menos hidratos de carbono de los debidos.
Entre el 28 y el 30% de la población consume bollería a diario -incluidos churros y galletas-, a pesar de que se recomienda comerlos sólo una vez a la semana.
A todo esto contribuye también que un tercio de los españoles mayores de edad comen fuera de casa a diario.
Es conocido que la ingesta de bebidas alcohólicas y refrescantes figuran en el cuarto y quinto puesto por detrás de leche, frutas y vegetales, lo que supone un dato que debe preocupar.