martes, 5 de abril de 2011

Estar prevenidos ante los piojos

Desgraciadamente no existen medidas preventivas contra los piojos, por lo que la utilización de lociones antiparasitarias en los niños como prevención ante un brote en el colegio no es demasiado aconsejable porque se pueden crear resistencias y conseguir que los tratamientos sean ineficaces cuando realmente se produzca la infección.
Los tratamientos habituales que se compran en farmacia son muy eficaces, pero sólo si existe parasitación. Según los expertos, la vuelta al cole no es una época especialmente propicia para que surjan brotes de piojos, ya que este parásito se reproduce de igual foma durante todo el año. Sí es cierto que suele afectar más a los niños de 4 a 10 años que a los adolescentes o los adultos, pero eso sucede porque al llegar a la pubertad el cuero cabelludo comienza a segregar una sustancia sebácea que repele a los piojos.
No obstante, es relativamente frecuente la parasitación en las madres porque están en estrecho contacto con los niños y, sobre todo, porque suelen tener el pelo largo, lo que hace que la secreción sebácea no llegue a todo el pelo y los piojos se reproduzcan con mayor facilidad, por eso también las niñas suelen tener mayores índices de parasitación que los niños.
Por tanto, desde aquí recomendamos que no se utilizen los preparados especiales para piojos salvo que el niño o niña esté parasitado y llevar el pelo recogido en las niñas y el pelo corto en los niños como principal medida preventiva, aparte de la revisión sistemática de la cabeza por un buen observador. Recordar que una cabeza limpia no excluye del riesgo de esta infección.