viernes, 8 de abril de 2011

Cuidado con la obesidad y el sobrepeso

La obesidad  y el sobrepeso en España afectan a casi la mitad de los adultos y a tres de cada cuatro niños y adolescentes, y no son consecuencia de que en este país se coma demasiado, sino de que se come de forma desequilibrada, abusando de carnes rojas, refrescos y bollería, y de que casi la mitad de los españoles lleva una  vida sedentaria.
El problema está en que  un español consume cerca de 164 gramos diarios de carne -incluyendo embutidos-, que aportan estos dos nutrientes, cuando lo aconsejable es realizar un consumo ocasional.
Sin embargo, sólo comemos 3 raciones por persona de hidratos de carbono contenidos en la pasta y en los cereales, cuando se recomiendan entre 4 y 6. Además, se toman menos de tres piezas de fruta al día, cantidad mínima recomendada, y sólo el 1 de cada 3 personas lo hace a diario. Asimismo, menos de la mitad come verdura todos los días, tomando una ración y media diaria cuando lo aconsejado son dos.
Otro factor que contribuye a fomentar los problemas de peso en España es que un tercio de la población consume bollería a diario, incluidos churros y  galletas, a pesar de que se recomienda comerlos sólo una vez a la semana.
Los españoles bebemos una media por persona al día, que está por encima de la de países como Estados Unidos o Francia.
En el quinto lugar de la lista de productos más consumidos están los refrescos, de los que se toman, le sigue el pan, café e infusiones, las patatas y los zumo.
Los españoles en lo que sí aprobamos es en la ingesta de pescado, y en la ingesta de legumbres.
La mala elección de alimentos y la vida sedentaria hace que cerca de un 20% de la población haya realizado algún tipo de dieta recientemente. A esto podría contribuir la frecuencia con la que los españoles comen fuera de casa. 
Uno de los datos que preocupa mas a los expertos es que los jóvenes españoles son los que peor se alimentan, circunstancia que acompañada por el sedentarismo puede ser el germen de la obesidad en el adulto.