lunes, 25 de abril de 2011

Bebidas de cola y enfermedad

Uno de los ingredientes que se usan para la elaboración de las famosas bebidas de cola se ha relacionado con el riesgo de producir cáncer, así las preocupaciones se relacionan con un colorante artificial que les da su característico color marrón a las bebidas y que contiene compuestos químicos cancerígenos. Como resultado de reacciones químicas se forman dos sustancias conocidas como 2-Ml y 4-Ml que, en unos estudios llevados a cabo, causaron cáncer de pulmón, de hígado, de tiroides o leucemia en ratones o ratas de laboratorio.
Por otro lado, también una lata de refresco contiene aproximadamente, diez cucharillas de azúcar, que resultan perjudiciales para la salud de los más pequeños. La obesidad es una de las enfermedades que afecta a cada vez más gente en los países industrializados, y la tasa de niñas y niños obesos está incrementando rápidamente.
Además, los refrescos de cola contienen una sustancia ‘potencialmente adictiva’, la cafeína, extraída de la nuez de cola, otro de los ingredientes de la famosa fórmula. Esta sustancia, consumida en módicas cantidades es un estimulante del sistema nervioso que produce sensaciones agradables, pero si se ingiere en cantidades elevadas puede provocar insomnio, taquicardia, dolores de cabeza y hasta ataques de ansiedad. Una lata de cola contiene aproximadamente 50 mg. de cafeína, y esta sustancia es principalmente peligrosa para los niños.
Después de saber esto, al menos debemos plantearnos el consumo moderado y ocasional de las bebidas de cola, sobre todo en los niños