viernes, 4 de marzo de 2011

Para la tos, remedios naturales

Uno de los síntomas más comunes de los resfriados es la mucosidad y la tos, que se pueden mejorar gracias a diferentes alimentos que ayudan a la expectoración o expulsión de flemas. Debemos comer ajo, cebolla y puerros para facilitar esta tarea a la tos, que resulta tan molesta en algunas ocasiones. Podemos ingerirla o simplemente pelar y abrir la verdura (es especialmente eficaz la cebolla) y respirar su aroma para despejar las vías respiratorias. Todas éstas, pero especialmente el ajo, tienen propiedades purificantes debido a su acción bactericida.
Para calmar y suavizar la tos, es efectiva, además de las verduras nombradas, la borraja. En todos los casos es mejor la ingesta del alimento lo más crudo posible, para que conserve todas sus propiedades. No obstante, la vitamina A es la única de las nombradas que no se pierde en la cocción por lo que podemos elaborar ricos purés de zanahoria, calabaza y verduras cargados de ella.
Por tanto anímense a probar estos remedios naturales cuando aparece la tos, yo recomiendo siempre, salvo que sea asmática o que sean bebes muy pequeños ya que estos es probable que esten afectos de bronquiolitis, cortar una cebolla en trocitos pequeños de forma que te lloren los ojos si no no vale la cebolla. La pones en un platito encima de la mesa de noche mientras duermes y en el suelo un caldero de agua hirviendo para que además fluidifiques las secreciones. Esto es mano de santo, te lo dice uno que lo ha probado con su hija y te alivia de muchas noches de no poder dormir por la dichosa tos. Y por supuesto siempre acudir al médico al cual le puedes sugerir si puedes utilizar este remedio.