lunes, 7 de febrero de 2011

La vitamina A recomendable para el invierno

El consumo de vitamina A es también imprescindible en otoño e invierno porque, reviste y regenera la piel. Y con eso nos referimos también a la que recubre el interior de las vías respiratorias, ya que mantiene en buen estado las mucosas, lo que nos ayudará a evitar infecciones y a aliviar los síntomas provocados por éstas, como por ejemplo la tos.
La zanahoria contiene la mayor concentración de esta vitamina y se encuentra en forma de betacaroteno, que nuestro intestino se encarga de convertir en vitamina A. Un indicativo de la presencia de betacaroteno en los alimentos es el color anaranjado-rojizo que les proporciona. Por ello las zanahorias, las calabazas, los pimientos y los tomates son grandes portadores. Aunque los dos últimos pertenecen a la temporada de verano.
También podemos encontrarla en verduras, donde su color no la delata debido a la presencia de otro pigmento, la clorofila. Éstas son las espinacas, las acelgas, las borrajas y las endibias entre otras, que encontramos con facilidad en el mercado en esta temporada.