miércoles, 22 de diciembre de 2010

Uno de cada cuatro escolares padece problemas visuales

Uno de cada cuatro escolares españoles padece problemas de la vista que no han sido diagnosticados. Los especialistas coinciden en señalar que defectos visuales como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo, el estrabismo y la ambliopía popularmente llamada ojo vago, que pueden diagnosticarse y tratarse desde la infancia, afectan negativamente al rendimiento de los niños en el colegio. Este tipo de problemas oftalmológicos deben ser detectados y tratados de forma precoz, ya que a edades tempranas el sistema visual aún no ha completado su desarrollo y, por tanto, es más moldeable.

Por esta razón, es necesario la revisión oftalmológica a los escolares para detectar posibles problemas de la visión. Es muy importante que los niños se sometan a revisiones periódicas porque el defecto que en un principio puede ser corregido, pasado un tiempo puede convertirse en un problema irreversible. Se trata, no sólo de diagnosticar las dolencias que ya existen, sino de prevenir futuras enfermedades.