jueves, 30 de septiembre de 2010

Buen humor saludable


Según algunos entendidos en la materia, gracias al buen humor, las personas nos hacemos más tolerantes, somos capaces de enfrentarnos mejor con las dificultades y logramos mantenernos más saludables tanto física como mentalmente.

Así es que, sin duda alguna, a todos nos interesaría estar de buen humor. Esto es fácil de decir, pero no tan fácil de cumplir, especialmente para aquellas personas, que de por sí, ya se levantan cada día malhumoradas. Pero no todo esta perdido, algunos afirman que el buen humor se puede aprender al igual que la lectura o la escritura.

De entrada el "gruñón perpetuo" tiene que cambiar su forma de pensar. Por ejemplo, si tal individuo cree que únicamente podrá sonreír cuando el mundo sea justo "lo tiene claro", ya que las injusticias están a la orden del día. Una vez descartado este ideal utópico, si es que esperamos que el hombre lo pueda conseguir algún día, podemos meditar un poco en nuestro estilo de vida, y aunque dominado por el estrés, sacarle algo positivo.

Si cambiamos nuestra actitud y mentalidad y logramos tener mejor humor, podremos, aunque estemos muy angustiados y ajetreamos por nuestro estilo de vida, ser capaces de disfrutar y valorar las cosas pequeñas, como una buena charla, un simple dulce o quizás cinco minutos de buena música