jueves, 30 de septiembre de 2010

Buen humor saludable


Según algunos entendidos en la materia, gracias al buen humor, las personas nos hacemos más tolerantes, somos capaces de enfrentarnos mejor con las dificultades y logramos mantenernos más saludables tanto física como mentalmente.

Así es que, sin duda alguna, a todos nos interesaría estar de buen humor. Esto es fácil de decir, pero no tan fácil de cumplir, especialmente para aquellas personas, que de por sí, ya se levantan cada día malhumoradas. Pero no todo esta perdido, algunos afirman que el buen humor se puede aprender al igual que la lectura o la escritura.

De entrada el "gruñón perpetuo" tiene que cambiar su forma de pensar. Por ejemplo, si tal individuo cree que únicamente podrá sonreír cuando el mundo sea justo "lo tiene claro", ya que las injusticias están a la orden del día. Una vez descartado este ideal utópico, si es que esperamos que el hombre lo pueda conseguir algún día, podemos meditar un poco en nuestro estilo de vida, y aunque dominado por el estrés, sacarle algo positivo.

Si cambiamos nuestra actitud y mentalidad y logramos tener mejor humor, podremos, aunque estemos muy angustiados y ajetreamos por nuestro estilo de vida, ser capaces de disfrutar y valorar las cosas pequeñas, como una buena charla, un simple dulce o quizás cinco minutos de buena música

lunes, 27 de septiembre de 2010

Nadar en piscinas es sano?

A nadie le cabe duda que el ejercicio físico efectuado con moderación es beneficioso para la salud. De siempre hemos oído que uno de los deportes más beneficiosos y menos dañinos para nuestro organismo es la natación, ya que alivia problemas de espalda, también era bueno para pacientes con problemas respiratorios y por qué no para matar el estrés, ese mal tan generalizado del siglo XXI.
Pues bien sentando estas bases de los efectos beneficiosos de la natación que no podemos ocultar, llegó a mis oídos una noticia publicada por unos científicos españoles en la revista Environmental Health Perspectives acerca de los posibles efectos dañinos que podían existir por nadar en piscinas, sobre todo nadar en piscinas cubiertas tratadas con cloro que parece que  puede provocar mutaciones genéticas del ADN, además de alteraciones respiratorias .
Pues bien, la investigación, que ha analizado los efectos tóxicos en 49 adultos sanos tras practicar natación durante 40 minutos en una instalación de estas características, relaciona directamente los subproductos de desinfección utilizados en las piscinas (DBPs) con la mutageneidad -la capacidad de causar mutaciones permanentes en el ADN-, y compara los efectos en una piscina tratada con cloro y otra con bromo. El estudio, desarrollado por investigadores del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental y el Instituto de Investigación del Hospital del Mar de Barcelona, destaca que la natación tiene impactos positivos para la salud y que éstos serían aún mayores si se redujeran los niveles de los productos químicos utilizados en la desinfección.
Los DBPs se forman en las piscinas por las reacciones que surgen entre los desinfectantes del agua y la materia orgánica, que aparece de forma natural o bien es producida por los propios nadadores a través del sudor, las células de la piel y la orina. Así pues, para reducir los niveles de DBP se recomienda ducharse antes de nadar, utilizar gorro de baño, evitar orinar en el agua y realizar un mantenimiento adecuado de las instalaciones.
Los investigadores ya habían relacionado con anterioridad la exposición de los subproductos de la desinfección del agua potable con el riesgo de sufrir cáncer de vejiga, y señalaban que la asociación se daba por la exposición dérmica e inhalada que se produce durante la ducha, el baño o la natación.
En concreto, el estudio señala el aumento de los niveles de dos biomarcadores de genotoxicidad con la concentración más común de DBPs en el aire expirado después de nadar, y asegura que se descubrieron aumentos de un biomarcador predictor del riesgo de cáncer. El estudio identifica más de 100 DBPs en el agua de las piscinas, algunos cuya presencia ya había sido descrita con anterioridad en agua potable tratada con cloro. De hecho, los investigadores indican que el agua de la piscina es mutagénica a niveles similares a la del agua potable, aunque puede matar células a una concentración más baja.
De todas formas, los autores del estudio aseguran que para contrastar estos datos son necesarias más investigaciones sobre los efectos de exposiciones de larga duración, y no solo 40 minutos, así como experimentos en los que participen más nadadores.Los subproductos generados a partir del cloro usado para desinfectar las piscinas podrían tener consecuencias negativas para la salud, pero que pueden minimizarse si se reduce el nivel de desinfectantes y se siguen escrupulosamente las normas de higiene.
Para tranquilizarnos, los autores concluyen diciendo que nadar no es peligroso, y que aunque pudiera haber daño genético o un pequeño incremento en el riesgo de cáncer en los nadadores habituales, no es comparable con el producido por el tabaco.

sábado, 25 de septiembre de 2010

¿Qué es más ecológico la vitrocerámica o la cocina de gas?

¿Qué opción es preferible desde el punto de vista ambiental para cocinar: vitrocerámica convencional, de inducción o gas? Algunas comparativas de marcas de electrodomésticos dan como ganadora a la moderna placa de inducción. Sin embargo, si lo que se busca es reducir las emisiones de CO2 relacionadas con el cambio climático, lo mejor todavía sigue siendo el gas (ya sea de vitrocerámica o de quemadores convencionales).
Pongamos a cocer agua en cada una de estas cocinas. Según los datos del grupo industrial Teka, la vitrocerámica de inducción tardará menos de seis minutos en calentar 1,5 litros de agua de 15 a 90º C, mientras que la convencional necesitará algo menos de diez y la de gas cerca de once. Una de las grandes ventajas del sistema de inducción es su rapidez, lo que reduce mucho su consumo de energía.
Las vitrocerámicas son cocinas con una placa de vidrio entre la fuente de calor y la cacerola en la que se va a guisar. Las eléctricas convencionales utilizan una resistencia que calienta el cristal vitrocerámico y el cacharro con la comida. En cambio, las de inducción transmiten el calor directamente al recipiente a través de un campo electromagnético sin necesidad de calentar antes el vidrio de en medio. Esto convierte a estas placas en mucho más eficientes, en especial, en cocciones rápidas (como las frituras), en las que se nota más la ventaja de no tener que esperar a que se caliente primero la superficie intermedia.
En cuanto a las de gas, las tradicionales generan una llama sobre la que se pone directamente el cacharro de cocina, pero también existen vitrocerámicas con una placa de vidrio sobre los fuegos.
Según la comparativa de Teka, para calentar 1,5 litros de agua se necesitarán unos 0,19 kWh térmicos con la inducción, unos 0,21 con la vitrocerámica convencional y unos 0,29 con la de gas. Sin embargo, como explica Cristina Cañada, del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), todo esto cambia cuando lo que se mide son las emisiones de CO2, pues resulta mucho más eficiente producir calor con gas que con electricidad.
De acuerdo a los datos del IDAE, en una cocina de gas natural se emiten unos 200 gramos de CO2 para generar cada kWh, mientras que la vitrocerámica convencional contribuye a producir 450 gramos por kWh y la de inducción 360. En las primeras se contabilizan las emisiones de quemar de forma directa el gas en las cocinas, mientras que en las otras hay que tener en cuenta el CO2 generado de media por el conjunto de centrales utilizadas en España para generar la electricidad con la que producir el calor necesario. Hoy en día, vencen las cocinas tradicionales de gas, especialmente, aquellas en las que la llama está en contacto con la olla o la sartén, sin materiales intermedios, pues se producen menos pérdidas de energía.
“Nuestras cocina favorita es la de gas, pero tampoco podemos ir en contra de la realidad, pues las vitrocerámicas son mucho más cómodas”, comenta Cañada. La mayoría de los consumidores prefieren las otras, ahora bien, lo que también está muy claro es que las menos eficientes de todas son las vitrocerámicas eléctricas convencionales. Según el IDAE, el cambiar esta cocina por una de inducción supone una reducción del consumo de energía de cerca del 20%. El problema es el precio: Una vitrocerámica convencional eléctrica cuesta unos 300-350 euros, la mitad que una de inducción. Aunque existen ayudas del Ministerio de Industria, gestionadas por las Comunidades Autónomas, para estimular la sustitución de vitros por otras más eficientes de inducción o de gas. “Uno de los requisitos es que la subvención no puede superar el 25% del precio de la venta al público de la cocina”, detalla Cañada.
En el balance ambiental de una cocina resulta determinante su consumo de energía para calentar los alimentos. Según datos del grupo BSH, más del 90% del impacto de una placa eléctrica se produce durante su uso, por los efectos derivados de la generación de la energía. Esto significa que su incidencia en el medio ambiente será muy distinta en función de cómo se produzca la electricidad en el país, pudiendo llegar a ser mejores que la de gas si sigue aumentando la participación de las energías renovables.
Y esta gran importancia de la etapa de uso supone también que puede variar mucho su impacto según cómo se cocine. Es decir, dependiendo de cómo se utilicen los focos de calor, los tiempos de los platos elaborados, el tipo de olla empleada…

Fuente: http://blogs.elpais.com/eco-lab/

martes, 21 de septiembre de 2010

Albahaca, sus propiedades

Hace tiempo que la amiga Sonsoles me dijo que por qué no ponía algo en el blog sobre la albahaca ya que tenía en su jardín plantada, entonces esta entrada va dedicada a todos y especialmente a ella con todo el cariño.
La albahaca o alhábega (Ocimum basilicum) , es una hierba aromática nativa de Irán e India y otras regiones de Asia. Esta planta es muy sensible a las heladas, cultivándose únicamente por semillas, que se pueden sembrar en semilleros o macetas en un invernadero a principios o mediados de la primavera. Requiere una posición soleada, aunque en climas de veranos muy calurosos agradece algo de sombra y suelos fértiles, permeables y húmedos.
Tiene un sabor parecido al clavo y es frecuentemente usada en la cocina mediterránea; se puede consumir fresca o seca para aderezar tanto ensaladas, sopas de verduras, salsas para acompañar platos de pasta (la famosa salsa italiana de pesto la lleva como ingrediente principal), como guisos de todo tipo de carnes.
En cuanto a su historia decir que mientras para las leyendas africanas afirman que protege de los escorpiones, las tradiciones europeas aseveran que es un símbolo de Satanás, aunque en lugares como la India es sumamente reverenciada. De forma análoga, en la actualidad es un signo de amor en Italia, pero representaba el odio, la desgracia y la pobreza en la antigua Grecia.
En la localidad valenciana de Bétera se cultivan ejemplares de más de dos metros de altura y de entre 2,5 y cuatro metros de anchura para la ofrenda dedicada a la Virgen de la Asunción, en la tradicional fiesta de "Les Alfàbegues" (el truco para conseguir dicha magnitud se mantiene en secreto).
Hay quien la usa para el dolor de cabeza o de forma tópica para el dolor de oidos, también por su contenido en flavonoides (antioxidante) es muy bueno para la lucha contra los radicales libres en la formación del cáncer y enfermedades arterioscleróticas.
Pero hay que tener en cuenta que el aceite esencial de albahaca es rico en estragol (1-alil-4-metoxibenceno), un potente carcinógeno (para hepatomas, especialmente) y genotóxico natural, en ratones y ratas. En septiembre de 2001 el Comité Científico de la Unión Europea emitió una opinión que recomienda reducir la exposición y restringir el uso del estragol, sin poderse establecer un límite seguro para la exposición a esta toxina de acción lenta (no hay indicios de ninguna toxicidad aguda/subaguda). No se ha determinado directamente la carcinogenicidad ni la teratogenicidad de la albahaca en la dieta humana. Parece razonable desaconsejarla explícitamente a las mujeres en edad fértil y embarazadas.
Como siempre decimos desde aquí, que no hay nada que cure todo, ni hay nada que no produzca algún daño, por lo que les recomendamos comer todo con moderación.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Una visión diferente de la enfermedad

Hoy estamos de fiesta porque al fin mi buen amigo el Dr. Sergio Martínez Cuéllar, nos va a deleitar con una reflexión sobre la enfermedad, ese nuevo concepto, que les recomiendo que lean. Sergio además de ser médico homeópata y compañero de trabajo como médico intensivista en el Hospital Insular de Gran Canaria, tengo el honor de ser uno de sus contrincantes casi semanalmente en labores tenísticas. Sin más preámbulos les dejo con su artículo:


"Si le preguntamos a 20 médicos nos ofrecerán 20 definiciones diferentes de lo que es la enfermedad.
Todos los procesos de la vida, incluyendo las reacciones fisiológicas y las patológicas son el resultado de la reacción de agentes químicos tangibles.Todos los procesos vivientes están subordinados a leyes químicas.
Todas las células del organismo humano (250000 billones) están continuamente sometidas a reacciones químicas fermentativas. En cada célula ocurren aproximadamente 35000 reacciones por segundo. Cualquier sustancia química que se agregue a la célula (alimento, toxina, medicamento), genera una interferencia más o menos activa en la reacción química de la célula.
Bertalanffy (1900) ya describió que todo sistema viviente se comporta como un sistema fluyente que tiende a preservar su equilibrio. Las sustancias ingresan en el organismo, reaccionan con las células que componen ese sistema fluyente, las llevan a cambios, sufren cambios las mismas sustancias y abandonan finalmente el sistema.
Aquellas sustancias reconocidas por el organismo como tolerables no ocasionan ningún tipo de trastorno en el equilibrio del sistema fluyente. En cambio, cuando hay sustancias que perturban ese equilibrio, este mismo sistema se autodefiende contra esas sustancias desencadenando reacciones defensivas. A esta batalla la denominamos enfermedad, cuyo único objetivo es la eliminación de las toxinas y la reparación de los daños, volviendo al restablecimiento de la armonía en este fluir. Por tanto podríamos definir la enfermedad como la expresión de procesos curativos biológicamente necesarios.Y dónde van estas toxinas eliminadas, pues obviamente fuera de la célula. Y fuera de la célula está el entorno de la célula, el fluido en el que flota. Para después ser conducida a los sistemas de eliminación propios del organismo.
El Dr. Alexis Carrol, Premio Nóbel de Medicina en 1912, dice que “la célula es inmortal. Es realmente el fluido en el que flota, básicamente agua, lo que degenera. Renovando este fluido a intervalos proporcionaríamos a las células lo que necesitan para su alimentación y hasta donde nosotros conocemos, el pulso de la vida continuaría para siempre”. Para que las múltiples reacciones químicas que se desarrollan en nuestro organismo sean posibles, hace falta ingerir cada día suficiente agua. Por tanto, hay que beber agua de buena calidad, en abundancia (2 a 3 litros diarios). Ayudará a depurar y a desintoxicar. Cada vez son más los expertos que aseguran que bastaría con beber una cantidad suficiente de agua al día para evitar la aparición de muchas enfermedades, incluidas las degenerativas.
Un grupo cada vez mas numeroso de médicos, científicos e investigadores postula que el agua es imprescindible para regular todas las funciones del cuerpo, y por tanto, para que funcione correctamente, es fundamental que llegue siempre en cantidad suficiente y en el momento necesario a todo el organismo.
Batmanghelidj, médico e investigador, concluye que la mayor parte de las enfermedades las causa la carencia crónica de agua, afirmación que no la hace de forma gratuita, sino que la fundamenta científicamente, por ello no alberga la más mínima duda al afirmar con rotundidad que el agua es la mejor medicina natural para gran número de las llamadas enfermedades.
Muchos consideran el agua como “el oro azul”. Ya Tales de Mileto (2.500 años antes de Cristo) la definió como “el principio de todo lo que existe”.
No estaría de más empezar a plantearse sustituir alguna taza de te, café, o refrescos por un sencillo y fantástico vaso de agua. Haga caso a su cuerpo y beba agua de calidad. Lo notará."

lunes, 13 de septiembre de 2010

Aumentan los casos de dermatitis atópica


Se ha detectado en los últimos años un incremento de los casos de dermatitis atópica y,aunque no existen datos concretos sobre la incidencia y la prevalencia real de la dermatitis atópica en España, los expertos llaman la atención sobre el considerable aumento de casos detectado en los últimos años tanto en las consultas de atención primaria como en las de dermatología y pediatría. Se estima que la prevalencia de esta enfermedad se ha triplicado en los últimos 30 años en nuestro país y 2-5 veces en las dos últimas décadas en todo el mundo.

La dermatitis atópica llamada comúnmente eccema (atópico), es una enfermedad que consiste en un estado reaccional de la piel caracterizado por erupciones pruriginosas y con aspecto de escamas, más frecuente en niños,multifactorial, en la cual intervienen factores tanto ambientales como constitucionales. Las personas con eccema a menudo tienen antecedentes de condiciones alérgicas como asma, fiebre del heno o eccema. La dermatitis atópica fue originalmente conocida como prúrigo de Besnier y eccema constitucional, actualmente también es llamada neurodermatitis
diseminada, por las escuelas europeas. Es poco frecuente, aunque suele parecerse a una alergia normal.

Sus síntomas son:
• Picazón intensa
• Ampollas que supuran y forman costras
• Enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor de las ampollas
• Erupción cutánea
• en niños menores de 2 años las lesiones de piel empiezan en las mejillas, los codos o las rodillas
• en los adultos la erupción compromete con más frecuencia las superficies flexoras (internas) de las rodillas y
los codos
• Áreas de la piel secas y curtidas
• pigmentación en la piel inferior o superior al tono normal (ver piel anormalmente oscura o clara)
• se localizan comúnmente en la parte interior del codo o detrás de la rodilla
• se pueden propagar al cuello, las manos, los pies, los párpados o detrás de la rodilla
• Áreas de la piel en carne viva (excoriación) debido al rascado
• Pus y sangrado del oído

Parece que es el estilo de vida occidental, el aumento de la edad materna, la polución, el tabaquismo materno, la migración de áreas rurales hacia centros urbanos, los cambios ambientales y, entre otros factores, la exposición temprana a pólenes, ácaros o alergenos, los factores que están facilitando la extensión de esta enfermedad en individuos genéticamente susceptibles.

Actualmente se estima que un 5-15% de la población general presenta DA, un trastorno dermatológico crónico que llegan a experimentar cerca del 20% de los niños, una enfermedad que afecta a las relaciones sociales, los estudios/trabajo y en la calidad de vida de los afectados.

Dormir mal, poco o el despertarse muchas veces, una mala alimentación, el mal cuidado en el lavado de ropas y la alergia a ciertas prendas, la utilización de ciertos jabones o no hacer un secado especial de la piel son algunas de las múltiples causas de esta enfermedad.

Es una enfermedad eminentemente cosmopolita, con mayor presencia en zonas urbanas, que afecta a todas las razas y etnias, y que se presenta por igual en ambos sexos, aunque en el ámbito pediátrico suele ser más frecuente en niños que en niñas (2:1), tendencia que se invierte en la adolescencia y la edad adulta. Se desconoce su verdadera causa, aunque se sabe que tiene un claro componente genético y que su manifestación se asocia frecuentemente con el estilo de vida de los países desarrollados.

Los cálculos más recientes señalan que hasta un 18% de la población infantil presenta esta enfermedad. En la mayor parte de los casos —en torno al 60%— el trastorno se consigue diagnosticar antes de cumplirse el primer año de vida; de hecho, en 8 de cada 10 pacientes la enfermedad ha debutado antes de los 5 años.

Fácil de diagnosticar y difícil de tratar, y aunque por sí misma la atopia, en su manifestación cutánea, no pone en peligro la vida, su presentación insidiosa, su duración prolongada, la reactivación injustificada, el impacto en el bienestar general del que la presenta, con frecuente repercusión en los que con él conviven, y los elevados costes directos e indirectos que genera convierten a la Dermatitis Atópica en un verdadero problema de salud pública.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Consumo innecesario de medicamentos


Con el problema acuciante de la crisis se han detectado en sanidad numerosos malos hábitos que conllevan un gasto sanitario increíble sin generar ningún beneficio. Así el Ministerio de Sanidad se ha puesto a investigar las medicaciones habituales de los pacientes y ha descubierto que una alta proporción de usuarios toma algunos medicamentos de forma crónica que no son necesarios para su salud y, lo que es peor, puede incluso afectarla de forma negativa.
Así en Andalucía se estudió el número de personas que tomaban un grupo de fármacos concretos que son los protectores gástricos y han descubierto que casi un 20% de los que los tomaban no tenían necesidad de hacerlo.
Y es que estos fármacos, en concreto los inhibidores de la bomba de protones, son fármacos muy eficaces en sus indicaciones y, en general, bien tolerados, pero no están exentos de complicaciones, como el riesgo de fracturas óseas a largo plazo. Además producen en muchos casos acidez de rebote lo que hace que se cronifique su uso para aliviar los síntomas que se producen con su retirada. Por ello, es muy importante que los usen solamente los pacientes que verdaderamente los necesitan.
Bueno pues dicen que no hay mal que por bien no venga, si la crisis sirve para descubrir hábitos que influyen de forma negativa en nuestra salud, bienvenidos sean.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Psoriasis y cerveza en la mujer


La psoriasis es una enfermedad de la piel que afecta a muchas personas, entre los que me encuentro, por lo que les traigo esta cerveza de un estudio reciente publicado en una revista de Dermatologia con importante impacto y de la que se ha hecho eco Jano en su portal
Las mujeres que beben cinco o más cervezas a la semana tienen 2,3 veces más probabilidades de desarrollar psoriasis, según ha determinado un estudio de la Harvard Medical School publicado en Archives of Dermatology.
La asociación entre el consumo de alcohol y el riesgo de psoriasis es algo que se viene sospechando desde hace tiempo, según afirma el autor del estudio, el doctor Abrar A. Quresi, quien indica que las personas que tienen esta enfermedad beben más alcohol que las que no la sufren. Además, señala que seguir bebiendo puede agravar la psoriasis.
En otras enfermedades se ha demostrado que el tipo de alcohol que se consume influye en el riesgo. Por ejemplo la cerveza provoca más riesgo de gota que el vino. Por ello, el equipo del doctor Quresi quiso evaluar la asociación de diferentes tipos de alcohol con esta enfermedad.
Para ello, analizó los datos de más de 82.000 mujeres que tenían entre 27 y 44 años en 1991. Las participantes refirieron la cantidad y el tipo de alcohol consumido cada dos años, y si fueron diagnosticadas de psoriasis. En 2005, se habían desarrollado 1.150 casos de la enfermedad, de los que 1.069 se usaron para el estudio.
En comparación con las mujeres que no beben alcohol, las que afirmaron consumir una media de 2,3 bebidas a la semana presentaron un riesgo un 72% más elevado de desarrollar psoriasis. Al analizar la muestra según el tipo de bebida, el equipo encontró que las que tomaban 5 o más cervezas - excluyendo las de tipo light- tuvieron un riesgo 1,8 veces superior de desarrollar la enfermedad. En cambio, no encontraron relación entre la psoriasis y las cervezas light, el vino tinto y blanco ni los licores.
“Esta es la única bebida alcohólica que ha mostrado que puede incrementar el riesgo de psoriasis, lo que sugiere que sean algunos componentes no alcohólicos que no se encuentran en el vino o en el licor los que juegan un papel importante en esta asociación”, ha explicado Quresi.
El experto señala que la cebada y otro tipo de almidones contienen gluten, al que algunos individuos con psoriasis han mostrado mayor sensibilidad. Para la cerveza light se utiliza menos cebada, lo que podría explicar por qué no se ha encontrado relación con este tipo de cerveza.
Fuente: JANO