martes, 17 de agosto de 2010

Propiedades del limón

Las propiedades medicinales del limón se le atribuyen a su contenido en minerales y por su riqueza en vitaminas, sobre todo de la C.
A la vitamina C se le ha asociado desde siempre, en la medicina tradicional, un papel relevante en el incremento de las defensas del organismo para evitar enfermedades, sobre todo de las vías respiratorias que van desde un simple catarro, ronquera, amigdalitis, hasta pulmonías, bronquitis, congestiones, gripe, pleuresías, asma, etc. Haciendo una revisión bibliográfica sobre este cítrico me llamó la atención la publicación del caso de una señora de mediana edad que padecía de rinitis alérgica, el cual es una enfermedad que aunque no es incapacitante sí que altera la calidad de vida de muchos pacientes que sólo se ven aliviados con la ingesta de antihistamínicos de forma prolongada. Pues bien, esta señora notó que sus síntomas se aliviaron de forma significativa tomando zumo de limón diluido con agua, cambiándole radicalmente su vida. Este no es un caso anecdótico, ya que otros estudios demuestran el efecto de este elemento en la inhibición de los mecanismos fisiopatológicos de los trastornos alérgicos mediados por la IgE.
También es importante señalar, en cuanto a los zumos de esta fruta que se venden procesados, que la vitamina C se conserva bastante bien si el recipiente es de vidrio o metal, mientras que el envasado en depósitos de plástico acorta la vida media de esta vitamina.
La actividad antioxidante de los cítricos no es debida solamente al contenido en vitamina C, sino también de otras sustancias fitoquímicas, principalmente los flavonoides. Los flavonoides poseen propiedades muy apreciadas en medicina como antimicrobianos, anticancerígenos y en la disminución del riesgo de enfermedades cardíacas, entre otros efectos. Como el organismo humano no tiene la capacidad de sintetizar estas sustancias químicas, las obtiene enteramente de los alimentos que ingiere. Los flavonoides consumidos por el hombre lo protegen del daño de los oxidantes, como los rayos UV (cuya cantidad aumenta en verano), la polución ambiental (minerales tóxicos como el plomo y el mercurio), algunas sustancias químicas presentes en los alimentos (colorantes, conservantes, etc).
También quién no ha oído que el limón es bueno para la piel, de hecho el ácido cítrico se utiliza en cosméticos y productos de cuidado personal como conservante y para ajustar el equilibrio del pH. It is also used to impart a lemon-like fragrance to a product. De la misma forma se utiliza para ofrecer una fragancia de limón a un producto. Pues bien, en este punto hay que decir que los cítricos contienen aceites escenciales que al entrar en contacto con la luz solar se convierte en un potente irritante de la piel; por ello no es recomedable exponerse al sol tras utilizar este tipo de cosméticos.
El zumo de limón también ataca a la placa dental, amarilleándola, por lo que conviene tomarlo ayudándonos con una pajita.
La vitamina C favorece la absorción del calcio y del hierro, lo que contribuye a la prevención de la osteoporosis y la anemia.
El limón es muy rico en minerales entre los que se destacan potasio, magnesio, calcio y fósforo ( contiene también sodio, hierro y flúor ). El potasio, por ejemplo, es un elemento esencial para la vida y beneficioso para el tratamiento de la hipertensión arterial.
Además cuenta con algunas vitaminas del complejo B como la tiamina que previene y cura la enfermedad del beriberi cuyos síntomas son parálisis, edema e insuficiencia cardíaca, e interviene además en el metabolismo de los hidratos de carbono.