domingo, 8 de agosto de 2010

el consumo habitual de frutos secos disminuye los niveles de colesterol


El consumo habitual de frutos secos reduce de forma significativa los niveles de colesterol, los triglicéridos y el consiguiente riesgo cardiovascular en aquellas personas que tienen el colesterol más elevado, están más delgadas o siguen una dieta "poco saludable. Los investigadores afirman que todos los frutos secos reducen el colesterol y los triglicéridos de modo similar.
El consumo de frutos secos contribuye a reducir el colesterol LDL -colesterol "malo"- sin afectar al colesterol HDL -colesterol "bueno".
En este sentido, los expertos aconsejan que el consumo de frutos secos se utilice como "primera herramienta terapéutica" para bajar los niveles de colesterol malo y reducir así el riesgo cardiovascular.
Los frutos secos son un componente principal de la dieta saludable dado su alto contenido en grasas insaturadas y fibra, que contribuyen a la reducción de colesterol, pero también en minerales, proteínas, vitaminas y otros antioxidantes, que hacen que estos alimentos sean realmente píldoras naturales de salud.