jueves, 22 de julio de 2010

Para tener más memoria: estar más relajados


Cuando una persona está relajada y recibe una información, las neuronas relacionadas con la memoria en el cerebro se disparan en sincronización con ciertas ondas cerebrales, es entonces cuando se forman recuerdos más fuertes y duraderos, según muestra una investigación publicada recientemente en la revista Nature.
Así, Investigadores del Instituto de Tecnología de California en EE.UU. descubrieron que la sincronización en el cerebro está influenciada por 'ondas theta' que están asociadas a la relajación, la ensoñación y los mareos, pero también con el aprendizaje y la formación de la memoria.
Este hallazgo podría ayudar a desarrollar nuevas terapias para personas con discapacidades de aprendizaje y algunos tipos de demencia. Este estudio establece una relación directa entre los eventos en el circuito del cerebro y sus efectos en la conducta humana, según los investigadores.
Mientras que los científicos ya saben que las mentes relajadas reciben mejor la nueva información, este estudio apuntó a un nuevo mecanismo a través del cual las neuronas de la relajación funcionan juntas para mejorar la memoria.
Las investigaciones muestran que cuando las neuronas relacionadas con la memoria están bien coordinadas con las 'ondas theta' durante el proceso de aprendizaje, los recuerdos son más fuertes. Así se estudió a ocho voluntarios, a quienes se les exhibió 100 fotos de una serie de objetos durante un segundo; de 15 a 30 minutos después, les mostraron otras 100 fotos -50 nuevas y 50 de la primera ronda- y les pidieron que recordaran cuáles ya habían visto y confirmarán cuánto estaban seguros de sus respuestas. Usando electrodos electroencefalogramas, el equipo registró la actividad neuronal y las señales eléctricas en las regiones del cerebro en las que se forma la memoria. Los expertos hallaron que el reconocimiento era mayor cuando el aprendizaje ocurría mientras las neuronas eran disparadas a la par de las 'ondas theta'.
La mayoría de los estudios con 'ondas theta' son realizados en ratas y sólo unos pocos se realizan en humanos, en parte porque los electrodos EEG deben ser colocados directamente en la superficie cerebral para obtener medidas precisas.

Fuente: JANO.es