lunes, 5 de julio de 2010

Cuidado con las gastroenteritis en los niños


Durante estas fechas son muy frecuentes las oscilaciones de temperatura y estas favorecen las infecciones, es por ello que los casos de gastroenteritis aumentan, especialmente entre la población infantil.

Este tipo de infecciones deben ser tratadas inmediatamente siguiendo las recomendaciones pediátricas y actuando con una importante hidratación para restablecer el equilibrio hídrico y electrolítico del organismo.

Las causas de la deshidratación pueden ser varias, una de las más prevalentes en nuestras sociedades, donde no escasean los alimentos ni el agua, es la gastroenteritis, una inflamación de la mucosa gástrica e intestinal, comúnmente de origen infeccioso, como virus, bacterias o parásitos.

Los segmentos más vulnerables de la población, los niños y los ancianos, tienen mayor riesgo de sufrir deshidratación.

Pero, ¿cómo detectarlo? el inicio de la gastroenteritis se da de forma muy rápida, su síntoma principal y visible es la diarrea, lo que conlleva a una pérdida de electrolitos y agua, se aumenta el número de deposiciones diarias y se disminuye la consistencia de las heces. Por otro lado puede ir acompañada de fiebre, vómitos y dolor abdominal. Cuando el cuerpo se deshidrata como consecuencia de ello, los síntomas que presenta son: sed, mucosas secas, ojos hundidos, llanto sin lágrimas, elasticidad cutánea disminuida, reducción de la cantidad de orina, respiración acelerada y afectación general, de más o menos intensidad según el grado de deshidratación.

La duración de la gastroenteritis es variable pero suele ser de menos de una semana en adultos y hasta dos semanas en niños.

Y ¿cómo actuar ante un caso de gastroenteritis? la gastroenteritis puede acabar con episodios graves si no se trata adecuadamente; es importante actuar de manera inmediata y seguir las recomendaciones pediátricas. Además existen en el mercado soluciones adecuadas para tratar la deshidratación, se trata de sueros orales que podemos encontrar en nuestra farmacia habitual. Estas soluciones aportan fundamentalmente agua y sustancias como el sodio, potasio, citrato y glucosa, que son las que nuestro cuerpo pierde al sufrir una gastroenteritis. Entre los sueros orales para niños, que existen actualmente en el mercado, están las fórmulas hiposódica que ayuda a reestablecer el equilibrio hídrico y electrolítico, es decir, la hidratación con agua, glucosa y electrolitos que ayuda a mantener tanto el equilibrio de los fluidos en las células para que éstas funcionen correctamente, así como el balance ácido-base dentro del cuerpo.

¿Cómo se trata la gastroenteritis?. La gastroenteritis tiene como principal efecto la deshidratación que, si se agudiza, puede ser peligrosa, sobre todo para bebés y niños muy pequeños. Las soluciones de Rehidratación Oral son las mejores para prevenir o curar la deshidratación, pero hay que estar atentos y fijarse que cumplan con las recomendaciones de las Autoridades Sanitarias. Se debe mantener la alimentación durante la diarrea y la convalecencia, incluso la lactancia materna. La dieta debe ser blanda y astringente (alimentos hervidos y no grasos). No se deben administrar medicaciones sin consultar con un médico (especialmente en niños pequeños), ni alimentos muy azucarados o zumos de frutas.

Para más información pueden ver esta interesante página: http://www.salud.es/gastroenteritis