domingo, 16 de mayo de 2010

El efecto de la contaminación ambiental sobre la salud


Más de 16.000 personas mueren prematuramente cada año en España a causa de la contaminación del aire, es decir, ocho veces más fallecimientos que los provocados por accidentes de tráfico, que no alcanzaron los 2.000 en 2009. La mitad de las muertes asociadas a la contaminación se produce en los países desarrollados a causa de los gases originados por el sector del transporte y las centrales térmicas o plantas industriales.

La contaminación atmosférica "es uno de los mayores problemas de salud a nivel local y mundial" de la actualidad, ya que favorece la aparición o agravamiento de enfermedades respiratorias o asociadas a ellas como las vasculares o los cánceres. Los principales contaminantes son las partículas en suspensión, el ozono troposférico y el Oxido Nítrico.
La inhalación de estos gases afecta al tracto respiratorio y a los alveolos pulmonares, siendo loa niños y asmáticos los más afectados por esta contaminación.
Nuestro país ostenta el segundo puesto en emisiones de contaminantes en Europa tras el Reino Unido, causando graves problemas como son la lluvia ácida, la formación del smog (smoke, humo y fog -niebla-).
El 35% de la población española (16 millones de personas) respira aire contaminado, por ello, es "de vital importancia" que se impulse durante la presidencia española de la Unión Europea la aprobación de la Directiva de Emisiones Industriales. Este paquete legislativo, "obligaría al sector industrial español a implementar las tecnologías disponibles de cuidado medioambiental, como ya han hecho otros países europeos, para reducir las emisiones y proteger la salud de sus ciudadanos convirtiéndose, además, en una industria más limpia y sostenible".
Por otra parte, la reducción de la contaminación "también pasa por la adopción de medidas como la limitación de la velocidad en la ciudad y alrededores o el incentivo del uso del transporte público, ha demostrado que va acompañado de un descenso de las exacerbaciones de enfermedades respiratorias y de la disminución del número de hospitalizaciones.