lunes, 1 de marzo de 2010

Mal uso de los anabolizantes


El abuso de esteroides anabolizantes es el uso de fármacos esteroides para reforzar la musculatura del cuerpo o aumentar el rendimiento en el deporte.
Los esteroides anabolizantes son muy similares a la hormona natural testosterona. Estos fármacos, tomados por vía oral o intravenosa, pueden significar una ventaja en los deportes de competición (estimulan el crecimiento de los músculos y mejoran el rendimiento físico). Sin embargo, pueden también producir efectos colaterales. Su consumo, por consiguiente, plantea problemas. A pesar de la prohibición del uso de esteroides anabolizantes por parte de las organizaciones deportivas de aficionados y profesionales en todo el mundo, sigue siendo un problema en muchos deportes en los que la fuerza física es fundamental.
Entre el 6 y el 11 por ciento de los alumnos varones de estudios secundarios, entre los que figuran un sorprendente número que no son deportistas, consume esteroides. Una encuesta mostró que el grupo más numeroso de usuarios de esteroides por primera vez fueron los menores de 15 años. De las personas que recurren a los esteroides, el 95 por ciento son varones y el 65 por ciento son deportistas, principalmente jugadores de fútbol americano, luchadores o levantadores de pesas.
El síntoma más frecuente del uso de esteroides anabolizantes es el notable aumento del volumen corporal. Los efectos colaterales están principalmente relacionados con la dosis. Las dosis altas pueden producir efectos psicológicos como cambios de humor erráticos, conducta irracional y aumento de la agresividad (a menudo llamada furia esteroide).
El acné habitualmente empeora y es uno de los pocos efectos colaterales de los esteroides anabolizantes por los que un adolescente puede consultar al médico. En aquellos con alguna enfermedad del hígado puede producirse ictericia y se puede detectar hasta 6 meses después de haberlos interrumpido para lo que existen análisis de laboratorio que pueden determinar la presencia de los derivados de esteroides anabolizantes en la orina.