miércoles, 23 de diciembre de 2009

Cuidado a la hora de elegir un descapotable


Estamos en crisis, pero uno de los sectores que parece que se están librando de la misma es el sector de la automoción, donde las ventas de coches parece que han aumentado. Bueno pues si está pensando en comprarse un coche y, en concreto un descapotable, debería leer el siguiente artículo publicado en Jano y que me parece muy interesante, dice así:
" Conducir un descapotable con el techo abierto puede ser una experiencia excitante, pero también dañina para la audición, según han establecido científicos británicos.
En un estudio realizado con siete descapotables diferentes en autovías británicas, los investigadores midieron los niveles de ruido al conducir a velocidades de 80, 97 y 113 kilómetros por hora. Considerando que el nivel de ruido de una conversación normal es de 60 decibelios, los autores hallaron que a esas velocidades los conductores estaban constantemente expuestos a entre 88 y 90 decibelios, con un máximo de 99, debido a la combinación de ruido de las superficies de las carreteras, la congestión del tránsito y el viento. No hubo una diferencia marcada entre los diferentes modelos de vehículos.
"La exposición prolongada o reiterada a sonidos de más de 85 decibelios está ampliamente reconocida como causa de pérdida de la audición permanente”, concreta el investigador Philip Michael, del Hospital Worcestershire Royal, en el Reino Unido. “Mientras que los motociclistas acostumbrar a usar protección para los oídos, este estudio destaca que los conductores de automóviles convertibles también estarían en riesgo de padecer pérdida de la audición inducida por el ruido”, añade.
Los autores “tranquilizan” a los orgullosos propietarios de un cabriolet, pues no hay necesidad de cambiar el vehículo. El simple hecho de mantener las ventanillas altas implicaría una reducción significativa de los niveles de exposición al ruido, a 82 decibelios, incluso sin desplegar el techo."