sábado, 21 de noviembre de 2009

Evitar el abuso de sal


El 80% de los españoles consume demasiada sal en su dieta, una media que casi duplica la cantidad recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), no tanto por abusar del salero a la hora de cocinar o en la mesa, de donde viene el 20% de la sal que consumimos, sino por la sal oculta sobre todo en los embutidos, el pan y el queso.

Así, y según un estudio sobre la ingesta de sal, el 75% de la sal que se consume en España proviene de alimentos procesados fuera del hogar, siendo las principales fuentes de esta sal oculta los embutidos (26%), muy especialmente el jamón curado (11%).

En segundo lugar destaca el pan (19%), y sobre todo el de panadería, de donde sale el 14% de esta sal. Y no porque sea un alimento especialmente salado, sino porque se consumen más de 100 gramos de pan al día frente a 56 gramos diarios de embutidos.
El tercer lugar es para los lácteos y derivados (7%), sobre todo para el queso –en especial el queso manchego, el más consumido; y el quinto puesto en el ranking de sal oculta es para los platos preparados (5%), tanto precocinados como congelados.
Por su parte, más de 1.200 productos con sal, tienen un elevado contenido en sal (más de 1,4%) alimentos como las aceitunas, las salsas, sopas, surimis y ahumados, siendo “el alimento que más sal contiene” los filetes de anchoa.
También contienen sal, aunque en un grado medio (entre un 0,7% y un 1,4%), los aperitivos salados, los cereales, la comida rápida, las conservas de pescados o vegetales, el pan y los quesos, mientras que la contienen, aunque en bajos niveles, alimentos considerados dulces, como los bollos, galletas y mantequillas.
A la luz de estos resultados, es necesaria una “intervención urgente” para reducir el consumo de sal en España, ya que, como han demostrado experiencias como la de Reino Unido, “reducir unos tres gramos el consumo al día puede evitar unas 7.000 muertes al año”, causadas principalmente por isquemias cerebrales e infartos.

Por ello, se ha puesto en marcha el Programa Gustino, realizado con una compañía que se comprometió a retirar los saleros de las mesas de sus restaurantes. Por tanto les invito a hacer lo mismo en sus casas quitar el salero de la mesa.