sábado, 17 de octubre de 2009

¿Vacunas si?, ¿vacunas no?

Traigo al blog otro punto de vista acerca de la vacunación sobre la gripe A; que quede claro que yo no me decanto por uno u otro, aunque los expertos de la OMS no creo que quieran poner en riesgo a la población a posta. Es su punto de vista y también es bueno que la oigamos.

La monja y doctora asegura que la vacuna contra la gripe A(H1N1) es obligatoria debido a la declaración de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud, ya que, según recuerda, desde 2005 la OMS puede dar órdenes a los gobiernos sobre vacunas en casos de pandemia, aunque hoy por hoy no es obligatoria.Forcades explica en su vídeo que "la gripe nueva" no es nueva porque sea del tipo A, ni tampoco por ser del subtipo H1N1, sino que lo único que es nuevo es pertenecer a la cepa S-OIV.Recuerda que la epidemia de gripe de 1918 fue del tipo A(H1N1) y que desde 1977 los virus A(H1N1) forman parte de la temporada de gripe de cada año.La monja destaca que desde que empezó a detectarse esta enfermedad en abril de 2009 y hasta el 15 de septiembre de 2009 han muerto 137 personas en Europa y 3.559 en todo el mundo, cuando debido a la gripe estacional fallecen entre 40.000 y 220.000 personas.La también doctora alerta de que la mayoría de los laboratorios diseñan vacunas en dos dosis, que deben sumarse a la vacuna de gripe estacional, algo que nunca se ha hecho y que multiplica por tres los posibles efectos secundarios.También revela que los laboratorios que hacen vacunas usan coadyuvantes muy potentes para estimular el sistema inmunitario, y que la que está fabricando Glaxo-Smith-Kline contiene uno, denominado AS03, que multiplica por diez la respuesta inmunitaria, lo que podría provocar enfermedades auto inmunitarias graves al cabo de un tiempo. En realidad, los adyuvantes son los mismos que se usan en la fabricación de las vacunas para la gripe estacional.Las empresas farmacéuticas, según esta monja, están exigiendo a los Estados que firmen acuerdos de inmunidad para que en caso de que las vacunas tengan más efectos secundarios de los previstos, la industria quede exenta de toda responsabilidad. En un vídeo que ha colgado en la red, esta monja hace un llamamiento a la participación ciudadana para que no se pueda forzar a nadie en España a ser vacunado, y para que aquellos que sean vacunados no pierdan su derecho a exigir responsabilidades si sufren efectos secundarios. Cabe destacar que la vacunación no es obligatoria.Teresa Forcades es autora de 'Los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas', un libro en el que denuncia cómo el poder político y económico que han adquirido las grandes empresas farmacéuticas les sirve para garantizar unos enormes beneficios económicos, aún a costa de la salud de la población