miércoles, 28 de octubre de 2009

Consejos sobre higiene postural


El dolor en la columna vertebral entre niños y adolescentes se cifra entorno a un 20%, lo que significa que uno de cada cinco jóvenes consultará a su médico o pediatra por dolor en la espalda. Durante los últimos años se ha incrementado la incidencia de dolor de espalda entre los jóvenes, habitualmente durante la pubertad, es decir entre los 10 y 12 años en las niñas y los 13 a 15 años en los niños. Durante esta época de la vida se produce el mayor crecimiento del esqueleto, y éste tiene un importante componente cartilaginoso, por lo que es muy susceptible a lesiones por sobrecarga.

No existe una causa concreta que origine el dolor de espalda. Existen una serie de factores que se han relacionado con el dolor de espalda en jóvenes como el peso de las mochilas escolares, el cambio en el estilo de vida (representado por el abuso del sedentarismo, que impone la utilización del ordenador personal o de las consolas de juegos) y la adopción de posturas inadecuadas.

El peso de la mochila en la espalda propicia un cambio en la marcha y en la postura del adolescente. Para compensar su efecto se produce una inclinación hacia delante del tronco, la cabeza y cuello, y un aumento de la lordosis lumbar.

Pero no sólo influye el peso de la mochila, también influye la distancia que recorre el niño con ella o la posición de la mochila en la espalda. A este respecto, las mochilas colocadas bajas, a la altura de la tercera vértebra lumbar, parecen ser menos nocivas que las que se colocan en el área dorsal, a diferencia de lo que se pensaba anteriormente. Existe un consenso entre los expertos médicos sobre el peso máximo que debe tener una mochila: no debe sobrepasar del 10 al 15% del peso corporal del niño. A partir de ese peso se ha comprobado que puede existir dolor en la espalda. Sin embargo, este peso ideal no se cumple en la mayoría de los casos, especialmente en los niños más jóvenes que cuantitativamente portan el mismo peso que sus compañeros de mayor edad. Los rolley son los menos perjudiciales para la espalda, pero su uso prácticamente está reservado para los niños, ya que los adolescentes la rechazan por imposición de la moda. Por el contrario, las mochilas de tirante único (tipo petate) son las que se asocian con mayor incidencia de dolor vertebral en comparación con las de doble tirante de apoyo sobre los hombros.

A tener en cuenta....