miércoles, 7 de octubre de 2009

Campaña para prevenir malas posturas en los colegios



El Consejo de Fisioterapeutas edita una guía-cómic que distribuirá por los centros escolares de todo el país dirigida a jóvenes con edades comprendidas entre los 6 y 14 años, donde se explica de una forma visual las diferentes posturas, gestos, cargas y movimientos que pueden resultar perjudiciales para la salud de la espalda.
Inclinados sobre el pupitre, sin apoyar la espalda en el respaldo... estas son algunas de las posturas incorrectas que adoptan la mayoría de los escolares, que por sí solas no ocasionan enfermedades de columna, pero que pueden crear 'vicios' posturales que se mantendrán durante la edad adulta.
A corto plazo, además, "adoptar una mala postura produce cansancio y esto, a su vez, falta de atención", algo que puede suceder, por ejemplo, si las mesas se disponen en forma de U, una estructuración de la clase en la que los niños sentados en los laterales tendrán que girarse para poder atender correctamente. Las mesas tendrían que disponerse de modo simétrico (todas frente al profesor) para que el niño no tenga que hacer torsión.
El desconocimiento de los docentes sobre higiene postural, así como el mobiliario de las escuelas son los principales motivos de que los niños se sienten mal. De todos modos, el tema parece estar cambiando y los profesores están cada vez más interesados en este tipo de necesidades.
He aqui unos consejos prácticos sobre el lugar de estudio idóneo:
-Es necesario que el niño/niña tenga una mesa y un pupitre cómodos.
-Mesa sin cajoneras o balda inferior, para que el niño pueda introducir por completo las piernas bajo la mesa.
-En el caso de que se emplee una mesa de ordenador como pupitre, la balda inferior debería poder retirarse cuando no se utilice el ordenador.
-La silla es recomendable que sea regulable en altura (para irse ajustando al crecimiento del niño). Si queda alta, habría que colocar un taburete para que el niño pueda apoyar los pies. -Asimismo, se aconseja que el asiento se incline ligeramente hacia abajo y que la inclinación del respaldo sea regulable.
-Cuando se lea, utilizar un atril.

Pues nada que los profesores estén atentos a la publicación de esta guía y la divulgen entre los escolares.