miércoles, 27 de mayo de 2009

A la mujer le perjudica más el tabaco



En la imagen del dibujo pueden observar todos los efectos perjudiciales del tabaco en el organismo y que viene en relación con esta es una noticia, una más, en contra de los efectos nocivos del tabaco, pero que tiene la particularidad que resalta la susceptibilidad de la mujer frente a este veneno que es el tabaco.

Las mujeres con un menor consumo de cigarrillos son más propensas que los hombres a desarrollar una afectación pulmonar crónica llamada EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), según un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Bergen (Noruega) y del Brigham & Women’s Hospital de Boston (Estados Unidos) y presentado en el marco de la Conferencia Internacional de la Sociedad Torácica Americana celebrada en la ciudad San Diego (Estados Unidos).
Los investigadores analizaron datos de un estudio noruego que incluía a 954 personas con enfermedad obstructiva crónica (EPOC) moderada o grave y 955 controles, todos fumadores en algún momento de su vida, incluido el presente, de forma global, las mujeres podrían ser más vulnerables a los efectos del tabaquismo, algo que se había sospechado con anterioridad pero que no se había probado científicamente. Las mujeres tenían una enfermedad más grave y mayores deterioros del funcionamiento pulmonar que los hombres.
Esto significa que las mujeres fumadoras de experimentan un menor funcionamiento pulmonar a un nivel más reducido de tabaquismo y a una edad más temprana que los hombres.
Ya estudios previos recogidos en la literatura apuntaban la posibilidad de que el efecto del tabaquismo sobre el funcionamiento pulmonar podría verse modificado por el género, en todos ellos ser mujer representa un mayor riesgo de función pulmonar reducida y una EPOC grave, un efecto relacionado con el género que, además, resulta más pronunciado cuando el nivel de tabaquismo es bajo.
A este respecto, si bien la razón por la que las mujeres podrían ser más susceptibles a los efectos del humo de los cigarrillos sigue sin conocerse, existen varias explicaciones posibles: las mujeres tienen tractos respiratorios más pequeños, por lo que cada cigarrillo podría hacer más daño; además, existen diferencias de género en el metabolismo del humo de cigarrillo; y, por último, los genes y las hormonas podrían también ser importantes.
Por todo ello, muchas personas creen que su consumo de tabaco es muy limitado como para resultar perjudicial, que unos pocos cigarrillos al día representan un riesgo mínimo. Sin embargo, en las personas que menos fuman, sobre todo si son mujeres, la mitad tenían EPOC grave. En consecuencia, no existe una exposición segura al tabaco, y estos nuevos descubrimientos sugieren que esto es particularmente cierto en el caso de las mujeres que fuman.