domingo, 19 de abril de 2009

Medicina Popular



Hay muchos consejos de las abuelas que persisten a lo largo del tiempo y eso forma parte de la llamada Medicina Popular Canaria, ahi les dejo con las propiedades de algunas de las plantas usadas frecuentemente por nuestras abuelas para paliar muchos males. Por otra parte decir que ante cualquier mal, acudir al médico, al cual se le puede sugerir el uso de dichas plantas y nos dirá si no existe ninguna contraindicación para hacerlo.Les dejo con algunas:

Apio
Es una planta introducida en las Islas por los marineros catalanes, aunque ya está asilvestrada y nos la podemos encontrar en cualquier huerto. También podemos encontrarla de forma espontánea cerca de lugares húmedos o junto a corrientes de agua. En este caso, se podría considerar que está clasificada como verdura y como especia.
Las hojas del apio nacen de tres en tres y tienen un gran parecido con el perejil. Esta planta suele florecer entre primavera y verano. Además tiene un fuerte olor que permite reconocerlo rápidamente.
El apio tiene propiedades diuréticas, limpia los riñones, purifica la sangre, disuelve las mucosidades y ayuda a liberar toxinas.
Se pude tomar tanto crudo, o bien mediante infusión o tisana.

Berro
Es una planta bienal y perenne, se caracteriza también por ser aromática, y que en la Isla que se cría en los barrancos. El berro es una verdura, muy usada en la cocina canaria, y en este caso es menos conocida como planta medicinal. Su es sabor es picante y algo irritante. Tiene un alto componente en yodo, sodio, azufre y vitaminas, por eso está recomendado para enfermos de anemia y/o tuberculosis.
También tiene propiedades remineralizantes; al beberlo en forma de zumo sus efectos terapéuticos son más intensos, aunque se recomienda rebajarlo con zumo de frutas.
El berro se pude tomar de múltiples formas, desde como una infusión, pasando por las ensaladas, o en potajes.

Caña Limón
Es una planta gramínea y originaria del Continente Americano. El sabor y el olor que desprende es muy similar al del limón de ahí su denominación popular.
Esta planta se suele recomendar para calmar los nervios y el exceso de agresividad, así como para bajar la tensión, además es una hierba muy diurética y estomacal.
Para tomarlo hay que preparar una infusión y beberla antes de las tres comidas.

Eucalipto Blanco
Se trata de una especie de origen australiano, pero que se adaptó muy bien en las Islas. Desprende un aroma muy peculiar y tiene un marcado carácter medicinal y purificador.
Tiene virtudes anticatarrales, además de su uso como descongestionador. Su modo de empleo puede ser mediante infusiones o vapores, tapando la cabeza con una toalla e inhalando.

Hierba Luisa
También es conocida como reina luisa y en el mediterráneo solía utilizarse para limpiar la habitaciones de mosquitos.
Es una planta que se recomienda para combatir los espasmos estomacales y los vómitos, además de ayudar a la hora de dormir.
Los entendidos recomiendan tomarla después de la comida y de la cena en forma de infusión

Manzanilla
Es una de las hierbas más conocidas y utilizadas, en la medicina natural, para problemas digestivos. Es una planta que germina en cualquier lugar, en un jardín o en una maceta, además tiene unas flores muy olorosas, que incluso dan alergia a algunas personas.
Es una planta que tiene multitud de propiedades, y eso es lo que la convierte en una hierba fundamental en todos los hogares canarios. Se usa tanto para aliviar cólicos y retorcijones de estómago, como para las inflamaciones o infecciones de ojos, usando un algodón empapado en ella.
Es una hierba que se toma en infusiones, y es muy recomendable ingerirla después de las comidas

Pazote
Es una hierba que proviene de Méjico y que llegó a Canarias por medio de los emigrantes, pero ya hoy se encuentra asilvestrada en todo tipo de suelos.
Con el uso de esta hierba podemos conseguir aliviar los cólicos digestivos, los empachos, los vómitos y hasta los espasmos y las lombrices.
Para tomar esta hierba, hay que hacerlo mediante una infusión; se suele beber después de las comidas principales.

Poleo
Es un arbusto con un perfume fuerte, cuyas propiedades para la digestión son muy conocidas. Esta planta es también usada para las flemas y mucosidades y además alivia la tensión pulmonar.
Otra propiedad del poleo, es su capacidad para calentar el cuerpo, de ahí que se recomiende no salir a la calle o coger aire después de haber tomado una taza de poleo. Es aconsejable, tomarlo en infusión, en los períodos de ayuno terapeútico, ya que en estos días la temperatura corporal tiende a descender.
Se ha de tomar bien caliente, mediante infusión, y es recomendable hacerlo después de comer, y luego descansar alejado de toda corriente de aire.
El poleo se puede tomar mezclada con otras hierbas, como por ejemplo la menta, etc.

Pita Zábila
El Aloe Vera, conocido popularmente como Pita Savia, es una planta de origen americano, se adaptó fácilmente en las Islas puesto que para crecer necesita de lugares secos y soleados.
Esta es una planta muy conocida, que últimamente se ha puesto de moda gracias a sus propiedades terapéuticas. Las virtudes curativas de la pita son múltiples: elimina toxinas, depósitos de grasa y la materia inorgánica que se pueda encontrar en el cuerpo.
También ayuda a combatir los dolores reumáticos, elimina el estreñimiento, y además se usa como regenerante de la piel en casos de psoriasis, eczemas, quemaduras, etc. ; y es esta última propiedad por la que se ha popularizado el uso de esta planta.
El aloe se utiliza extrayendo su gelatina acuosa y friccionando las partes doloridas, pero también se puede usar como cataplasma, o incluso, se puede tomar diluida en agua. Tiene una parte gelatinosa que se puede comer, cortada en dados, como cicatrizante del estomágo o como depurativo; un trozo todos los días en ayunas, o a media mañana.


Valeriana Mansa
Es una planta que también es conocida con el nombre de Milamores o Hierba de San Jorge. Se suele cultivar en huertos y jardines, también la podemos encontrar asilvestrada en lugares rocosos.
Sus virtudes medicinales son similares a las de la valeriana que no se da en Canarias. Se trata pues, de una planta que calma dolores de cabeza de tipo nervioso y rebaja la fiebre. Hay quien la recomienda también para los tics nerviosos.
Sus facultades también se concentran en las raíces, las cuales, para prepararlas hay que lavarlas bien, cortarlas en trozos pequeños y dejarlas secar en sitio con poca luz y corriente de aire..
Luego se muelen y se hace con ellas una infusión que se ha de tomar en ayunas y antes de irse a la cama.